http://www.komandokroketa.org/
Komando Kroketa: senderismo, trekking, alpinismo, esquí de travesía

Peña Trevinca, 2.127 m

Ruta: Ascensión por los lagos de Sanabria
Fecha: 11-8-03
Participantes: Karmelo y Elvira
Comentarios: Pico fácil, techo de Zamora y Orense. Aconsebale en verano aprovechar a la bajada para darse un baño en los lagos de Sanabria.

Tras aprovechar parte de la mañana para hacer un poco de turismo tradicional por la provincia de Zamora, nos dirigimos después a realizar su techo. Somos conscientes de que saldremos un poco tarde y de que podemos volver anocheciendo.

Subimos por la carretera que desde La Puebla de Sanabria lleva a los Lagos de Sanabria, asombrándonos al ver lo turístico y masificado de la zona, con un gran tráfico de coches que van a "la playa". Nosotros continuamos subiendo por la carretera que pasa por San Martín de Castañeda hasta la Laguna de los Peces, donde hay un aparcamiento al final de la carretera.

0:00 Salimos a las 2:48 desde el aparcamiento, siguiendo un camino que va hacia la izquierda señalado por estacas azules. Poco después el camino se bifurca, las estacas van un poco hacia la derecha, y el camino de la izquierda parece dirigirse más hacia el N-O, la dirección apuntada por nuestra guía. De todas formas las estacas parecen más fiables y un chico nos dice que podemos seguirlas, aunque no parece enterarse demasiado.

subida Trevinca
Salida desde el aparcamiento; a la izquierda el camino de subida hacia el N.O.
a la derecha más o menos el camino de las estacas azules

En 5 minutos pasamos por delante de una cabaña de pastores y giramos a la izquierda para subir. El camino continúa el ascenso entre matojos.

Tras un rato de seguir las estacas empezamos a mosquearnos porque cada vez se desvían más hacia el N, y la dirección debería ser más N-O. Cuando estamos en una muy amplia loma el mosqueamos es total y decidimos dejar el camino y cruzar campo a través hacia la izquierda, al O, un poco hacia el collado que estaba al N-O del aparcamiento. 

A medio camino vemos unos grandes apilamientos de piedras en un montículo y vamos para allá esperando ver algo, pero nada, son unos enormes hitos de piedras sin marcas de donde vienen ni a donde van. Comenzamos a descender por la otra vertiente sin tener clara la dirección, volvemos un poco hacia la derecha. Al final vemos a lo lejos el embalse de Vega de Tera, fácilmente reconocible por estar partido por la mitad. Vamos ya decididamente hacia la derecha, quizás el camino de estacas no era tan malo; nos quedamos con la sensación de que el mapilla que teníamos y su orientación no era del todo correcto, o que algo interfería la brújula, aunque esto último es menos probable. Vamos avanzando a media ladera y bajando ligeramente pero no demasiado, hasta que al final vemos el embalse de Vega de Conde, característico con su forma de 8. Bajamos a saco hasta la presa.

Embalse Vega de Conde
Embalse Vega de Conde, con su presa a la izquierda.
A la derecha el valle de subida a Peña Trevinca

2:02 Cruzamos la presa y bordemos el embalse de Vega de Conde por la izquierda. El camino sigue por todo el amplio valle glaciar, hasta que podemos ver al fondo la Peña Trevinca. Comentamos de seguir o volver al coche, porque ya íbamos justos de tiempo y con el despiste hemos perdido más tiempo; si damos media vuelta todavía podemos llegar al coche de día, pero si subimos al pico es seguro que se nos echará la noche a la vuelta. Ambos decidimos continuar conscientes de la situación.

Seguimos por el fondo del valle, y tras un rato sin camino enlazamos con un sendero, y para sorpresa nuestra, más tarde encontramos las famosas estacas azules, es posible que al final fueran fiables, aunque iban por otra parte, con lo que seguramente si las hubiéramos seguido habríamos llegado más directos

Peña Trevinca
Peña Trevinca

3:17 Llegamos hasta la base del pico, y empezamos la ascensión con fuerte pendiente, siguiendo parcialmente la arista, primero un poco por la izquierda, pasando después a su lado derecho. Subimos un poco cansados pero animados de que ya llegamos.

4:34 Peña Trevinca. Una cruz caída preside la cima, disfrutándose de una buena vista de todo el valle glaciar en forma de amplia U.

Trevinca
Vista del valle glaciar desde la cima

De vuelta, seguimos las estacas hasta que encontramos un montón de ellas apiladas, pendientes de ser colocadas. Visto lo visto, como a la ida nos dio la sensación de que el camino de la guía daba un rodeo decidimos ir más directos, cruzando al otro lado del valle antes de llegar al embalse. Allí encontramos un sendero en la dirección correcta, que seguimos. Va anocheciendo y vemos al fondo a la derecha, al otro lado del valle tras unas montañas lejanas un resplandor, que a medida que anochece se convierten en varias lenguas de fuego. Aquel fue un trágico verano de incendios.

Ya es de noche y el camino poco a poco empieza a mosquearnos, porque coge una orientación que no nos convence, pero está demasiado oscuro y no podemos cruzar campo a través buscando el de ida. Empezamos a discutir, Elvira prefiere quedarse a vivaquear, de hecho ya contaba con ello cuando decidió subir al pico, pero yo prefería continuar seguro de que podríamos llegar al coche, aunque costara un poco. Seguimos bajando un buen rato, discutiendo en todo momento si quedarnos ya o seguir de noche. Así llegamos hasta un río, lo cruzamos y poco después empezamos a oír ladridos enfurecidos que se nos acercan, así que decidimos retroceder volviendo a cruzar el río.

Por fin vemos una luz de una cabaña. Nos dirigimos hacia ella. Cuando los perros de esa cabaña empiezan a ladrar veo salir una persona que apaga la luz. Los perros se acercan; aunque no los veo oigo sus ladridos y veo el reflejo de mi frontal en sus retinas. Pego gritos al pastor pero no contesta, hasta que al rato enciende una luz y compruebo que se había ido acercando a oscuras y en silencio.

Le pregunto por la Laguna de los Peces y nos dice que está muy lejos. ¡Maldita sea!, debemos habernos equivocado de valle, quizás incluso cuando se haga de día tendremos problemas para volver al coche. Le decimos que íbamos al aparcamiento, y entonces nos dice que esta allí cerca :-O ¡pero si la laguna y el aparcamiento están juntos!, nos señala al frente al otro lado de la barranquera que forma el río, nos dice que retrocedamos para volver a cruzar el río y se larga. Nos ve perdidos de noche y ni intenta ayudar, pensamos que sólo quería librarse de nosotros y evitar que pasáramos junto a sus ovejas. De todas formas hacemos lo que nos ha dicho. Al volver a la zona de los perros esta vez pasamos a oscuras y en silencio. Continuamos por un sendero, que va desapareciendo y se convierte en una zanja que seguimos, cada vez más perdidos. Tras estar todo el camino discutiendo Elvira decide que no continúa, es ridículo si hace horas que estamos perdidos. Retrocedemos un rato hasta encontrar un buen sitio donde dormir, y ella se queda, mientras yo hago un último intento hacia la zona que creo que quizás podría estar, pero nada. Tras un rato vuelvo donde ella y nos echamos a dormir a la 1 AM., perdidos en el monte y con perros ladrando agresivamente a lo lejos.

De mala manera dormimos más o menos, hasta que a las 3 AM oigo un ruido, es un motor, me levanto y veo una luz que se aleja. Se ha despejado un poco y la luz de la luna marca un par de sombras; aunque sea otro valle quizás estemos cerca de una carretera y así podamos pillar un coche que nos lleve hacia el nuestro, pero no ..... no era otro aparcamiento, allí estaba mi coche. Tras mil vueltas, varias horas de caminar avanzando y retrocediendo, continuas discusiones de si quedarnos o continuar, resulta que habíamos estado durmiendo "perdidos" a un minuto del coche.

Una vez en el coche comimos y bebimos un poco, sacamos los sacos y entonces dormimos a gusto sobre el asfalto, sintiéndonos a salvo de fieras, bichos y peligros, sólo porque estábamos en sitio conocido, sobre asfalto, y junto a un coche.

Por la mañana, intentando adivinar el camino que habíamos hecho, supusimos que por el camino de vuelta habíamos cruzado el de ida, haciendo como un 8, y no nos habíamos enterado, dando un rodeo, y bajando por el camino de subida original que indicaba la guía. De todas formas me quedé sin entender claramente por dónde iban los caminos y cual era el mejor, y quedé tentado de volver a subir para ver exactamente qué habíamos hecho.

Supongo que la misma provisionalidad de las estacas a medio colocar también es la causa de que todavía no hubieran puesto carteles indicadores en el aparcamiento diciendo a donde iban dichas estacas.

De bajada por la carretera, fuimos a los lagos de Sanabria, pegándonos unos deliciosos baños y tumbándonos un buen rato en las playas que hay allí, playas con arena, chiringuitos, vestuarios y demás, pero con un entorno paisajístico de montaña difícil de encontrar en otras playas ... y con "mar de agua dulce". Más que recomendable en verano.




- Casi un año después hemos de agradecer a Nicolás el envío de un mail para sacarnos de dudas: las estacas llevan al Trevinca, y la línea amarilla que había marcado en la 1ª  foto es realmente el mejor camino. Por otro lado da un consejo: si lleváis perro, en primavera las vacas tienen terneros y como paséis cerca de ellas puede que vayan hacia el perro y éste hacia vosotros … y podéis recibir alguna cornada sin quererlo, por instinto de protección.

- Y casi otro año más y Kiko no está del todo de acuerdo con esta última aclaración: La ruta correcta parece la de la línea blanca ... de lo contrario no lo entiendo si la foto esta sacada desde el parking la línea amarilla casi os lleva en línea recta "a casa de Dios" ... con el parking todavía a la vista se sube por un camino muy evidente que asciende!!!!. Esta muy trillado por lo que no hay perdida posible.  Desde Galicia subimos desde la zona de Ponte- Vilanova-Xares ... también se asciende desde Fonte da Cova

- Tiempo más tarde Ángel por fin aclara: Los dos caminos llevan a Trevinca y se juntan en la base del pico. El de la línea amarilla va más hacia el norte para no tener que subir la primera cuesta y salvar la bajada a Vega de Conde. El camino amarillo es más cómodo y rápido. El camino blanco por Vega de Conde es más fácil en el trozo del valle, pero es bastante mas lento, porque es más largo. Lo ideal es ir por el amarillo y volver por el blanco.

Por tanto una buena opción puede ser seguir el camino de estacas azules (cual Mago de Oz y camino de ladrillos amarillos ;-) si nadie las ha quitado, pues facilitan la orientación y se supone que las han colocado para ayudar en el camino. Gracias a todos por las aclaraciones

Enlaces


Komando Kroketa: senderismo, trekking, alpinismo, esquí de travesía
_/\_ http://www.komandokroketa.org/
Komando Kroketa: senderismo, trekking, alpinismo, esquí de travesía (krokeweb)