Komando Kroketa: alpinismo, senderismo, trekking, excursionismo, esqui de montaña
http://www.komandokroketa.org/

Chamonix-Zermatt en esquí de travesía - Haute Route

Ruta: Ruta de Verbier, con las etapas: Grands Montets (Chamonix) - Refugio Argentière - Champex - Refugio Prafleuri - Refugio Dix - Refugio Vignettes - Refugio Bertol - Zermatt
Fecha: 30-3-12 al 5-4-12
Participantes: Oier, Arturo, Karmelo, CarlosM, Teresa, Lara, Pablo  
Comentarios: La más clásica de las travesías en esquís de los Alpes. No es extremadamente difícil, pero tampoco fácil, habiendo un rápel, y además pasándose por diversas zonas de glaciar agrietado, con lo que es necesario un muy buen control de esquí. En conclusión, hay que tener un poco de todo, bastante experiencia de alpinismo invernal y uso de crampones y piolet, fondo físico en esquí de travesía, técnica de esquí, y conviene tener experiencia en manejo de cuerdas y rápel.

Índice

Introducción a la travesía Chamonix - Zermatt

La Alta Ruta Chamonix - Zermatt posiblemente sea la más clásica de las travesías por los Alpes, y por ello seguramente la más deseada por quienes hacemos esquí de travesía. Era un apetitoso caramelo que teníamos pendiente bastantes de los kroketas, así que en cuanto surgió la posibilidad se nos pusieron los dientes largos y fuimos a zampárnoslo.

Originalmente el objetivo era ir de la iglesia de Chamonix a la de Zermatt, pero esa idea se ha "racionalizado" buscando disfrutar más de la travesía de modo que si bien se mantiene el nombre se modifica ésta ligeramente. En el caso hacerlo en esquís de travesía lo normal es empezar con una "pequeña trampa" que evite un tedioso inicio porteando esquís, empezando la subida en teleférico. Pero esta no es la única "trampa", porque más tarde se cruza un valle que se atraviesa en coche, taxi o bus, para después coger otro teleférico. Una pena esa ruptura de la travesía pero es lo normal. De todas formas hay múltiples variantes, y alguna de ellas evita esa ruptura, aunque no es la habitual, y está más orientada a "machaquillas"  ;-)

De las dos variantes más normales, ambas comparten el recorrido hasta Champex, desde donde se hace el traslado en coche. Desde allí la más clásica va a Bourg-Saint-Pierre siguiendo más por el Sur, mientras que la que nosotros haremos es un poco más sencilla y la más popular, y nos llevará a Verbier para ir por el Norte.

Si queréis ir más vale que lo planifiquéis con antelación, porque si no os podéis encontrar que varias semanas antes los refugios ya estén llenos, especialmente en fechas especiales como Semana Santa. Respecto a los refugios hay que tener en cuenta varias cosas:

Sacos: Suele haber mantas o edredones, así que con llevar un saco-sábana es más que suficiente para dormir.

Agua: en estas fechas lo normal es que no haya agua, por lo que si la queréis para cenar deberéis comprarla a precio de oro, precio comprensible teniendo en cuenta el coste de su transporte (además de por ser Suiza). Pero por las mañanas la mayoría de refugios suelen repartir té gratis con el que llenar las cantimploras para las excursiones.

Higiene: y sin agua olvidaos de duchas, o incluso de lavaros a fondo. En algún refugio hay duchas de pago, pero no es lo normal, y estaréis de suerte si hay agua para lavaros los dientes, poniendo en alguno botellas en el baño para ello. Algunos llevan sobres de toallitas húmedas, y una buena solución es tener un trapito esponjoso que cuando haya un poco de agua te permita asearte humedeciéndolo. Pero la mejor solución es desembarazarse de prejuicios y manías, asumiendo que ir un poco guarro, como se ha ido toda la historia de la humanidad hasta hace muy poco, no es un pecado mortal ;-)

Para orientarse, siempre hay que llevar los clásicos mapas, brújula y altímetro, pero también es muy recomendable el GPS digital para cuando hace mal tiempo y la visibilidad es escasa. Aunque siendo una travesía tan clásica, lo normal es encontrar bastante gente con lo que la orientación se facilita con el "GPS analógico", ya que en muchos casos sólo había que montarse en la "Güella Pa'Seguir", pero cuidado porque puede haber muchas huellas y mejor la del Guía Profesional Suizo que dejarse llevar por unas del Guapa/o Para Sex## Seducir ;-)

Día 0: Chamonix

Para el transporte alquilamos una furgoneta donde quepamos los 7 con las mochilas y esquís, pillamos una Mercedes Vito, que aunque un poco justita de maletero, con unas buenas prácticas de Tetrix conseguimos que entre todo. De todas formas no todos podemos hacer la travesía completa, porque Carlos y Lara no pueden apuntarse los primeros días, así que la ida sólo la haremos 5, y ellos se nos juntarán en Champex para el tercer día.

A la llegada a Chamonix, dormimos en un sitio de las afueras, coqueto pero carillo para lo que era. Si bien el consejo habitual para empezar la travesía es madrugar y pillar el primer teleférico, para lo que incluso puede ser buena idea pillar el billete la tarde anterior, en nuestro caso no tenemos prisa para este primer día ya que pasaremos la primera noche en el refugio de Argentiere, que es una muy corta etapa. Además, para que Carlos y Lara puedan juntarse con nosotros en Champex, Pablo les acercará la furgoneta a la estación de trenes volviendo después en transporte público al teleférico de Argentiere.

Si no, la primera etapa es habitual hacerla saltándose el Refugio de Argentiére, e ir directamente al Refugio de Trient, en una etapa larga, y en la que hay que tener un poco de suerte de que el viento no paralice el teleférico y haya que subir parte a pie.

Así nuestro recorrido en principio será: 1.-Grands Montets (Chamonix), 2.-Refuge d'Argentière, 3.-Champex, 4.-Cabane de Prafleuri, 5.-Cabane des Dix, 6.-Cabane des Vignettes, 7.-Zermatt  aunque otra planificación bastante habitual suele ser cambiando la primera y segunda noche por  2.-Cabane Trient, 3.-Cabane du Mont-Fort siendo el resto igual.

Tenemos muchas ganas de empezar ya la travesía, a favor de realizarla están la ilusión y la buena compañía, en contra la meteo que nos dice que los primeros días hará bueno pero los últimos días el tiempo empeora notablemente. Así la perspectiva es que podamos hacer bien los primeros 4 días, y el resto será intentar rascar el máximo de días posibles para llegar lo más lejos que nos permita la meteo o "nuestra imprudencia" ;-)

Este es un año escaso en nieve, y eso influirá en parte nuestra travesía, pero afortunadamente en nada importante.

Día 1: Grands Montets (Chamonix) - Refugio Argentière

Ésta en principio es una etapa "muy ligera". Carlos y Lara no pueden apuntarse a los dos primero días, así que después de dejarnos en los remontes de Argentière, Pablo se va a dejar nuestra furgoneta a su disposición, para que puedan ir del aeropuerto hasta Champex (fin de la 2ª etapa). Los demás tomamos el teleférico a Grands Montets con la idea de bajar al Refugio de Argentière y después subir algún piquillo, como el Tour Noir. Pablo, después volverá en transporte público, e irá directo al refugio, recorrido que ya conoce, por lo que no debería tener problemas.

En el pueblo de Argentière, 8 kilómetros al norte de Chamonix, pillamos el teleférico a Grands Montets, coste 21'30€ el ticket alpinista, de sólo una subida (2012). Como no hay prisa, una vez arriba paramos un rato en el mirador que hay subiendo unas escaleras desde el teleférico, reconociendo ya lo que haremos ese día y el día siguiente, así como disfrutando de una excelente vista del Montblanc (leyenda de la foto del Montblanc). Oier, que ya había estado por aquí años antes, se sorprende al ver que este año hay bastante menos nieve de la esperada, por lo que habrá que adaptarse a lo que "la nieve diga".

Bajamos al collado al pie de las escaleras metálicas, y nos ponemos los esquís, junto a otra gente que sólo hace esquí de pista. Descendemos hacia la izquierda del collado, según hemos bajado del remonte (Este). Los que bajan por las pistas enseguida tiran hacia la izquierda, pero quienes vamos al refugio de Argentière debemos dejar las pistas. El descenso más seguro es tirar ligeramente a la izquierda para pasar junto a una gran roca y después rectificar un poco a la derecha para bajar al Glaciar de Argentière, donde hacer una larga travesía hacia el refugio, y otra opción un poco más corta pero más delicada, y que es la que haremos, es descender en diagonal a la derecha, mientras las grietas lo permitan, y sin ir demasiado a la derecha por peligro de desprendimientos desde los seracs superiores, aparte que los grandes bloques rotos tampoco permiten esquiar por allí, y después bajara directos con tendencia a la izquierda.

0:00 Col des Grands Montets. Empezamos la bajada hacia la izquierda del collado a las 11:00, encontrando la primera parte un poco helada, y después tiramos abajo a la derecha. Enseguida ya "nos ponemos las pilas" de lo que puede ser la travesía: descenso entre seracs, rodeos esquivando agujeros y saltar alguna grieta. ¡¡ Esto no es nuestros Pirineos :-O !!  Las huellas nos ayudan a buscar los mejores pasos y sobre todo a evitar "conocer las profundidades del glaciar", y tener que poner a prueba nuestros conocimientos de polipastos y rescates. Así bajamos muy despacito, especialmente el descenso del último resalte que deja en el glaciar, que está más delicado.

Alta Ruta Chamonix-Zermatt: Grand Montets, Aiguille-Verte
Descenso desde Grands Montets al glaciar de Argentière.
En sólido nuestra bajada directa, punteado la un poco más segura

0:50 Glaciar de Argentière, ponemos focas, y nos encordamos porque Oier recordaba este glaciar hace unos años muy agrietado, pero en esta ocasión resulta innecesario. Hay un gran huella que seguimos y que sube a la derecha por en medio del glaciar, para después ir a la izquierda hacia el refugio.

La referencia para acceder al refugio es una morrena en forma de L invertida, que queda glaciar arriba a la izquierda, estando el refugio en el interior de la L. En esta ocasión la morrena está descubierta de piedras, pero con más nieve tiene que verse como una ola.

1:45 Al pie de la morrena, empezamos la subida por la izquierda de ésta, para superada ésta continuar en diagonal ascendente a la derecha.

Haute Route Chamonix-Zermatt: Refuge d'Argentière, refugio de Argentiere
Acceso al refugio de Argentiere

2:00 Poco antes del refugio debemos parar a quitar esquís por falta de nieve.

2:10 Refugio Argentière, el único francés de la travesía. El refugio está muy bien, recién renovado destaca un impresionante ventanal en el comedor con muy buenas vistas al glaciar y a los corredores de Les Droits. La cena está bien, con raciones generosas. Frente a otros refugios en que el té de marcha matutino lo regalan aquí lo venden, aunque más barato que el agua embotellada.

Una vez en el refugio, entre que no hemos salido muy temprano y la pereza del primer día, nos quedamos a vaguear, no haciendo nada más :-) 

Pablo, que tubo que hacer la combinación de furgoneta, tarda en llegar, cosa que nos empieza a preocupar, hasta que cuando llega nos explica que el último remonte lo habían cerrado por viento, así que le tocó hacer la última subida foqueando, aunque sin necesidad de subir hasta el Col des Grands Montets, sino que bastante antes derivando por una pista a la izquierda para acceder al Glacier d'Argentière. Tema que se ha de tener en cuenta si el primer día se va directo a Trient, que se puede alargar la etapa, ya de por sí larga, si lo complica el viento.

En el refugio nos asombra un grupo de 15 personas que van a hacer también la Alta Ruta Chamonix-Zermatt en esquís, y que apodaríamos "la marabunta", con lo que nos alertamos de que debemos intentar evitar llegar tras ellos a los puntos críticos para evitar largas esperas.

Día 2: Refugio Argentière - Champex

En principio tenemos dudas sobre si ir por el Col du Chardonnet o por el Col du Passon. En el refugio discutimos sobre ambas posibilidades, siendo el primero un poco más difícil y exige un rápel pero es la ruta clásica, y el segundo más fácil pero más largo y parece que tiene poca nieve. En el refugio nos sugieren Chardonnet pero dicen que tal y como está convendría tener una cuerda de 80 mts y sólo tenemos 2 de 30 :-O aunque dicen que con ellas no tendremos problemas. Tras analizarlo y discutirlo y ver las complicaciones del Collado de Chardonnet nos inclinamos por .... Chardonnet, por ser más tradicional. Hay una reunión intermedia y analizamos mil posibilidades y formas de organizar las cuerdas, paso de nudos en rápel, reuniones, descuelgues, destrepes, ... Y pensamos en ello no sólo en el comedor después de cenar, sino también hay quien lo hizo después en sus pesadillas nocturnas ;-)

0:00 Salimos a las 7:06, primeramente andando un poco con los esquís en la mano, hasta poder ponérnoslos, y bajar esquiando con cuidado porque está muy helado. Una vez en el glaciar, bajamos esquiando y remando por la derecha del glaciar.

Normalmente antes de llegar al Glacier du Chardonnet ya se ponen focas y se empieza una diagonal ascendente a la izquierda, pero con la poca nieve que hay, acabamos bajando un poco más, para poner crampones y cargar esquís a la espalda.

Travesía Chamonix-Zermatt en esquís de travesía.
A la derecha el descenso desde Grands Montets (punteado la bajada por la izq.)
Subida a Chardonet desde el Refuge d'Argentière (punteado el acceso por Passon)

0:39 Empezamos la subida a pie a la derecha del glaciar de Chardonnet.

0:54 Pasado lo más pendiente, ponemos esquís y poco después vamos hacia el centro del glaciar. Habíamos sido un poco perezosos al levantarnos, con lo que la marabunta salió antes, pero aquí conseguimos adelantarles, cosa que queríamos para evitar largas esperas en el rápel del Col du Chardonet, donde se pueden montar colas muy lentas.

Chamonix-Zermat: Collado, Col du Chardonnet
Collado de Chardonnet, a su izquierda el collado alternativo

2:46 Col du Chardonnet. Existe la posibilidad de subir a otro colladito que queda un poco más arriba a la izquierda, desde donde con buena nieve y mucho KUidadín se puede bajar destrepando o esquiando, ahorrándose el rápel, pero vemos que unos suben y se vuelven por falta de nieve.

Tras haber analizado en el refugio mil posibilidades de descenso del rápel, al llegar allí nos encontramos algo muy distinto, una cuerda fija de 40 mts hasta la reunión intermedia, puesta para un intento de récord de la Chamonix-Zermatt, cuerda tensa que no se podía usar para rapelar, y otra de 10 mts con un maillón en su extremo para poder montar un rápel de 30 mts con el que llegar a la reunión intermedia, donde la pendiente cede un poco.

Quitamos esquís, ponemos crampones, esperamos un rato a que bajen otros que estaban delante, e iban despacito y vamos a por ello. Al final bajamos el primer tramo destrepando asegurados con un machard por la cuerda fija, y en la segunda reunión montamos un rápel de 30 mts, que si bien no llega abajo del todo, sí que nos deja donde ya no hay ningún problema de bajar destrepando. En la parte baja del corredor puede formarse una rimaya, pero en esta ocasión ésta apenas se había abierto todavía.

rapel Col du Chardonnet, Glacier de Saleina
Rápel de descenso desde Chardonnet;
al fondo indicación del desvío a la Fenêtre de Saleina

La marabunta que llega mientras bajamos, van a saco; son un grupo grande y los guías no quieren perder tiempo así que los descuelgan a toda velocidad con una sola cuerda hasta abajo, de modo que ellos ni controlan ni casi pueden ver por donde van, y nos acaban dando algún que otro empujón  :-((

4:29 Finalmente todos ya llegamos al pie del corredor. Hemos ido muy despacio por la gente, pero no ha habido más complicaciones que los choques con los marabuntos (y uno de los peores uno de sus guías, que de un empujón involuntario tiró a uno de los nuestros a la rimaya, que afortunadamente no estaba abierta del todo). Calzamos tablas y bajamos esquiando. Vista del rápel de Chardonnet desde el glaciar de Saleina (por la derecha el canal de bajada alternativo del collado superior).

Bajamos ligeramente por la izquierda del glaciar, pero sin apurar. Hay que dejar un primer vallecito que sube a la izquierda, bajando un poco más, pero sin arrimarse a la izquierda por grietas, y al llegar bajo el segundo valle a la izquierda, antes de unos picos rojizos, paramos.

desvío del Glaciar de Saleina a la Fenetre de Saleina
Entrada al valle de la Fenêtre de Saleina

4:50 Paramos a poner focas y comer algo, y empezamos la subida a la izquierda, en dirección a una marcada brecha en la cresta del fondo, la Fenêtre de Saleina.

5:26 Al pie del corredor nueva transición, parada para poner crampones y cargar esquís a la espalda. La pendiente es bastante fuerte, habiendo grupos que suben encordados, seguramente grupos con guía, pero la nieve está bien y se puede subir sin problemas.

corredor de la Fenêtre de Saleina
Acceso a la Fenêtre de Saleina

5:43 Empezamos la subida, buscando la mejor parte, en este caso por la derecha.

5:59 Fenêtre de Saleina, nueva transición y paradita. Delante tenemos el Plateau du Trient, una gran planicie que es utilizado por algunas avionetas para prácticas de aterrizaje-despegue sobre glaciar. Por la izquierda se nos junta la ruta alternativa que va por el Col du Passon y Col du Tour.

6:19 Calzamos esquís, y bajamos hacia la derecha, hacia el refugio de Trient, el cual todavía no es visible, pero lo será en cuanto bajemos un poco. Aunque debemos ir hacia el Norte, no vamos directo por que más abajo el glaciar se agrieta, y es mejor dar un pequeño rodeo por la derecha (NorEste). Poco después ya vemos el refugio de Trient, tomando esa dirección.

Travesía Chamonix-Zermatt: Glacier du Trient, Refugio de Trient
Descenso desde el refugio de Trient

6:39 Antes de la Cabane du Trient, giramos a la izquierda, descendiendo hacia el lado derecho (!!!) del glaciar de Trient. Aquí empieza la parte más técnica y delicada del día, el descenso del glaciar de Trient, donde había  agujeros negros, capaces de tragarse todo lo que se les eche (afortunadamente sólo era el segundo día y todavía no queríamos "ayudar" a ningún/a pesado/a con un empujoncito ;-). La bajada la empezamos pegados a las rocas teniendo mucha suerte con la huella porque nos van dirigiendo cada paso para esquivar las grietas. Hay que controlar mucho la bajada, porque la pendiente es fuerte y algunos pasos son muy justos, estrechos y apurados, con algunos tramos que hay que bajar derrapando adelante y atrás.

Glaciar de Trient, Serac, grietas, hielo
Descenso del Glacier du Trient por la derecha

Más abajo vemos un "supuesto collado" pero dudamos que sea el Collado de Ecandies porque su ascensión por roca y nieve parece inaccesible, aparte que Oier lo recuerda con muchísima más nieve, llegando casi hasta arriba con esquís, cosa que no cuadra. Tras mucho mirar, mapas, GPS y hasta preguntar a unos que pasaban, parece que sí lo era.

7:20 Al pie del collado ponemos crampones, cargamos de nuevo esquís a la espalda y empezamos la subida. En la parte pedregosa baja hay unas cuerdas de ayuda, que aunque no sean estrictamente necesarias, siempre ayudan, después un tramo pendiente de nieve, y para arriba. Finalmente resultó más fácil de lo que parecía. Otros años suele estar todo con nieve y apurando el flanqueo desde el glaciar se llega esquiando hasta bastante arriba.

Col des Ecandies
Llegada al Collado de Ecandies

7:54 Col des Ecandies (kroketas en el collado de Ecandies). Otra transición más, y ya van ... cantidad, parando un rato tranquilos para comer, porque la cosa ya está hecha. Desde el collado se ve la laaaaarga bajada de la otra vertiente por el Val d'Arpette. El lugar parece "plácido" y disfrutón, aunque no siempre es así. El valle es muy avalanchoso, y Oier nos cuenta que cuando lo hizo él, un guarda del refugio les aconsejo esperarse un día más para que purgara, y cuando lo hicieron estaba todo barrido de avalanchas de grandes bloques de nieve, que les hizo la esquiada una "tortura" que les llevó bastantes horas.

Val d'Arpette a Champex. Chamonix-Zermatt
Descenso del Col des Ecandies a Champex por el Valle de Arpette

Pero para nosotros fue un bajadón impresionante, 1300m de bajada directa en esquís por el fondo del valle, acabando en las pistas de esquí. La primera parte la nieve está dura y rota por otros esquiadores, pero el resto una interminable y gozosa esquiada llegando hasta la base de los remontes.

9:11 Champex. Aquí normalmente se pilla un bus o un taxi a Verbier, pero en nuestro caso cargamos esquís, preguntamos por el lugar donde estamos alojados, y cogemos la carretera a la izquierda, aunque el pueblo queda a la derecha. Caminamos un poco por la carretera, hasta que vemos en el lateral un cartel junto a unas pistas de esquí señalando nuestro albergue, así que ponemos esquís de nuevo y bajamos por la pista llegando al final en esquís hasta la misma terraza del albergue; si hubiéramos sabido podíamos haber enlazado directo desde el Col des Ecandies hasta nuestro alojamiento sin quitar esquís.

Allí nos esperaban Carlos y Lara que nos han traído la furgoneta, con lo que nos hemos evitado buscar taxis o buses para ir a Verbier.

Nos alojamos en una especie de albergue de habitaciones compartidas llamado Le Bon Abri, que está bien, es cómodo y con buena cena.

Día 3: Champex - Refugio Prafleuri

Como estamos en "la civilización" y hay alguna wifi, aprovechamos los pijó-fonos con internete para mirar la meteo a ver si mejora, pero nada, se confirma y ya con mucha mayor fiabilidad, que los últimos días pintan bastos, y se nos echa el mal tiempo, con lo que la probabilidad de acabar en Zermatt es mínima, pero lo que no cae es el mantenimiento de una brizna de optimismo de que los patrones meteorológicos se equivoquen.

El traslado de Champex a Verbier se suele hacer pillando algún taxi, pero como Carlos y Lara empiezan aquí su travesía y han venido con la furgo, la usamos para acercarnos a Verbier. Pero en nuestro caso en lugar de pillar el teleférico en el mismo Verbier, lo pillamos abajo en Le Châble, porque al ir con nuestro propio vehículo así es más fácil aparcar, y también será más fácil a la vuelta recoger el coche.

Sí, sí, ya sabemos que esto parece muy tramposo, que si cogemos teleféricos para subir, y que otros tramos lo hacemos en coche, pero es que la Chamonix-Zermat normal se hace así, no somos más tramposos que el resto  :-)  

Pillamos el teleférico hacia Col des Gentianes que desde Le Châble nos cuesta 30CHF(24,91€ en 2012), con billete sólo de subida (ski rando). En la subida por remontes nos mosqueamos porque el segundo tramo debemos hacerlo en telecabina, pero los carteles sólo indican un telesilla a Col des Gentianes. Al acceder la sorpresa fue todavía mayor, ya que nunca habíamos visto que sobre un mismo cable de remonte se intercalasen telesillas y telecabinas, para quienes están ya esquiando y llevan los esquís calzados y para quienes todavía los llevamos en la mano.

0:00 Así partimos a las 11:42 desde Col des Gentianes (2.950m) bajando hacia la derecha (SurEste) por las pistas de esquí, y sin bajar toda la pista, nos salimos de ésta para tirar en diagonal a la izquierda, en dirección a la base de un marcado collado. El refugio de Mont-Fort queda bajando un poco más por las pistas, a la derecha.

Al llegar abajo parada para poner focas. Cuando estamos casi listos, se disparan las alertas, ¡ Peligro, que viene la marabunta !, aunque han dormido en Trient, como nosotros hemos ido muy tranquilos y no nos apetecía pegarnos el madrugón casi nos pillan, así que nos ponemos las pilas para salir ya.

Chamonix-Zermatt en esquís: Col de la Chaux
Subida al Col de la Chaux desde las pistas de esquí

0:23 Empezamos la subida hacia el collado.

0:50 Collado Col de la Chaux. Fuera focas y para abajo por la otra vertiente (Este), bajando por el lado derecho del valle.

1:18 Abajo, sobre el Lac du Petit Mont-Fort, paradita para poner de nuevo focas y para arriba por el valle que sube al SurEste.

Haute Route Chamonix-Zermatt: ascensión al pico Rosablanche (Rose Blanche)
Descenso desde el Col la Chaux, subida al pico Rosablanche,
e indicación de la bajada al refugio Prafleuri

2:01 Al llegar a un pequeño rellano, subimos zigzagueando a un collado a la izquierda, aunque con bastante nieve quizás sea más directo continuar flanqueando por la derecha y después girar a la izquierda para enlazar con el Col de Cleuson al pie del pico Rosablanche.

2:08 Collado Col de Momin, seguimos a la derecha flanqueando un montículo por la izquierda, donde Oier nos da un susto cuando para aprovechar un paquetón de nieve virgen decide esquiar un poco y se cae fastidiándose el abductor; le duele bastante pero puede continuar.

Pasado el montículo llegamos a un collado, el Col de Cleuson (a donde llega el camino alternativo por la derecha del montículo) de donde tiramos en diagonal ascendente a la izquierda (Este).

A nuestra derecha está el Pico Rosablanche, así que cuando lo vemos bien, dejamos el camino al refugio Prafleuri que pasa por la derecha de un espolón rocoso, para subir a la derecha hacia el pico por una muy amplia ladera. Nos dirigimos al hombro izquierdo del pico.

3:28 En el hombro parada, dejamos esquís, sacamos fotos al Matterhorn/Cervino, calzamos crampones  y nos dirigimos al pico a la derecha, donde hay que ir con cuidado por que tiene fuerte pendiente y algo de exposición, subiendo por nuestra vertiente derecha de la arista.

3:42 Rosablanche (Rose Blanche), 3.336m, llegando en unos 5' desde el hombro. Abajo al Este podemos ver el Lago de Dix, por el que pasaremos al día siguiente.

Bajamos esquiando por la amplia ladera del glaciar de Prafleuri, dirección Norte. Allí nos encontramos una avioneta clásica, de 1963, más vieja incluso que nosotros ;-) que ha aterrizado en pleno glaciar (para quienes tengan curiosidad una Piper PA-18-150 Super Cub).

Pico Roseblanche
Pico Rose Blanche desde el glacier de Prafleuri

Cuando la pendiente empieza a hacerse mayor y el valle gira a la derecha. Vemos ya el refugio bastante más abajo, encima de un resalte a la derecha del barranco. No conviene seguir todo por el fondo del barranco, para evitar después tener que remontar, así que poco más abajo flanqueamos a la derecha para después acceder esquiando al refugio por su derecha.

Chamonix-Zermatt en esquís de travesía: Cabane de Prafleuri
Descenso a la Cabane de Prafleuri

4:53 Refugio Prafleuri. La marabunta se nos ha adelantado al no subir ellos al pico, así que todos los bancos de la terraza y sitios para colocar las botas al sol para que se sequen están pillados. Una vez en el refugio conocimos a una chica de la marabunta y uno de los guías que hablan español, con este último aprovecharíamos en alguna ocasión para recabar información de qué se podía hacer y las condiciones de la nieve y la meteo.

El refugio se ve nuevecillo, nos sorprenden gratamente cuando nos invitan a un té de bienvenida (de hecho era una manzanilla), aparte de dar el té de marcha a la mañana siguiente, aunque también nos sorprende que la luz de las habitaciones iba por monedas (sin problemas al llevar frontales). Había agua en los grifos para lavarse e incluso duchas de pago. La cena algo pobre y sosa, pero el desayuno sobresaliente.

La lesión que se ha hecho Oier le molesta, así que entre eso y las malas perspectivas de la meteo hay que pensar en posibles retiradas. De todas formas, por si acaso lo "dopamos" con anti-inflamatorios para ver si por lo menos podemos llegar al ecuador de la travesía.

Para quienes quieran ahorrar días y estén fuertes, partiendo del refugio de Mont-Fort se puede enlazar esta etapa y la siguiente en un día bajando del Roseblanche directo a Lac de Dix, sin pasar por la Cabane de Prafleuri, aunque así queda una etapa bastante larga.

Día 4: Refugio Prafleuri - Refugio Dix

Tras la lesión de Oier el día anterior y el "dopaje" que tomó, hoy parece que no será necesario cortarle la pierna, así que continuamos con la siguiente etapa de la travesía Chamonix-Hasta.donde.se.pueda

El momento de la partida empieza con "aventura", porque resulta que descubrimos que ¡¡nos han robado un piolet!! en el refugio. Al darnos cuenta salimos corriendo y pillamos al que lo llevaba. Era un cliente de un grupo que dice que como no encontraba el suyo cogió otro, con toda la cara dura del mundo; después rebuscando encontramos su piolet, que resulto que era muchísimo mejor que el que había robado (un piolet técnico frente a uno ligero de aluminio; una pena que no nos lo hubiera cambiado ;-), pero como se lo habían dejado sus guías resulta que no tenía ni idea de lo que llevaba. Finalmente hasta le hicimos un favor encontrándole el suyo, pero el tío ni asomo de vergüenza por haberle pillado robando otro.

0:00 Al final salimos a las 7:33 valle arriba hacia el SurOeste. Dejamos a la izquierda (SurEste), el Col des Roux, 2.804 m, que normalmente es mejor, pero que al haber poca nieve después se complica por la otra vertiente.

Col des Roux, Col de Mourti
Collados de Roux y Mourti vistos desde el refugio de Prafleuri

0:52 Col de Mourti (2.908) es más alto que el Col des Roux pero también tiene mejor esquiada. El inicio del descenso hay que ir con cuidado porque es bastante pendiente y la nieve esta dura, pero en cuanto se baja un poco ya va mejor, tirando hacia la izquierda, donde está el Lago de Dix. Conviene no perder mucha altura porque después lo agradeceremos.

Chamonix-Zermatt en esquís de travesía, Collado de Mourti
Descenso desde el Col de Mourti al Lac des Dix

1:27 Llegamos al punto común con el camino del Col des Roux (vista del descenso desde éste collado).

Empieza el flanqueo a la derecha del Lac des Dix. Este flanqueo es peligroso con riesgo de aludes, con lo que en ese caso conviene hacerlo temprano y no a media tarde. El flanqueo esquiando se hace en ligero descenso, pero conviene no perder mucha altura, e incluso si está bien remontar un pelín hacia la derecha, para al final del lago flanquear por alto a la izquierda el Pas du Chat en lugar de tener que bajar del todo y después subir.

3:43 Al fondo del lago de Dix empieza la subida hacia el barranco de la izquierda (SurEste), dejando poco antes otro barranco a la derecha, que baja del Glacier de l'En Darrey. El calor es agobiante, el sudor se dispara y los pies embutidos en las botas de plástico lo padecen.

flanqueo del Lac des Dix, Pigne d'Arolla, Monblanc de Cheilon
Flanqueo del Lac des Dix y subida hacia el refugio de Dix

4:22 Llegamos al un amplio valle que forma una gran explanada, siguiendo al frente por la derecha, en dirección a las impresionantes vistas del Mont Blanc de Cheilon, quedando el refugio al fondo a la derecha en un alto.

A la izquierda, al otro lado del valle está el collado y las escalinatas del Pas de Chèvres, escapatoria hacia Arolla en caso de mal tiempo, que nos gustaría no tener que utilizar.

4:38 Vemos arriba el refugio, pero es mejor no subirlo por aquí, sino por detrás haciendo un muy amplio rodeo por la izquierda, llegando en esquís hasta el mismo  refugio.

5:07 Refugio Dix. En la terraza del refugio las vistas del Mont Blanc de Cheilon son espectaculares, con unos seracs colgantes en sus laderas que parece que se van a caer en cualquier momento. Como la etapa se hacía corta pensábamos aprovechar para desde el refugio subir también a La Luette (3.548) pero el excesivo calor nos fundió, y a algunos nos "maceró" los pies, con lo que nos dejamos dominar fácilmente por la pereza  :-).

El refugio está bien, con la cena y desayuno buenos, pero no hay agua, para lo que en los baños después de cenar dejan unas botellas de agua para que la gente se limpie los dientes. Por la mañana también daban té de marcha. El dueño era simpático, invitando a todos a un chupito y paseándose por las mesas en la cena.

Al no haber agua, en la nieve del entorno del refugio ponen un cartelito de "This is water for your tea ... Please use the toiletes inside"  :-D

Es el último día con buena meteo; estamos contentos de haber superado por lo menos el ecuador de la travesía, pero de todas formas desde el refugio miramos con esperanza la cima de la Pigne d’Arolla, que haríamos al día siguiente si consiguiéramos arañar a la meteo una etapa más.

Día 5: Refugio Dix - Refugio Vignettes

Empieza el mal tiempo con un día cubierto y algo de niebla, pero todavía nos respeta algo, con lo que intentaremos sumar una etapa más.

Subida de Dix a la Pigne d'Arolla
Subida de Dix a la Pigne d'Arolla (vista despejada del día anterior)

0:00 Partimos del refugio a las 7:00 con los esquís puestos y sin focas para bajar al plateau del que subimos el día anterior. El día está muy cubierto.

0:05 Abajo paramos a colocar focas, tras lo cual empezamos la travesía en diagonal hacia el lado izquierdo del circo que queda a la izquierda del Mont Blanc de Cheilon (EsteSurEste). Al otro lado del plateau empieza la subida con múltiples zetas por la izquierda del Glaciar de Tsena Réfien para evitar el serac central, contorneando al pie de las paredes de roca, y esquivando las grietas.

1:53 Al llegar a un rellano nos dirigimos hacia un promontorio que queda un poco a la derecha. Vamos despacito. Al frente izquierda cuando la niebla lo permite podemos ver la Pigne d'Arolla, nuestro próximo objetivo, con un impresionante glaciar cayendo por su cara NorOeste.

2:10 Atravesado el rellano empieza de nuevo una subida con tendencia a la izquierda.

Travesía Chamonix-Zermat en esquí de travesía: Pigne de Arolla
Subida desde el rellano

3:30 Llegamos a un amplio collado, a cuya izquierda esta muy cerca la cima. Como el tiempo no es demasiado malo, vamos a por la cima, que es una amplia loma redondeada, subiendo en esquís aunque con mucho KUidadín porque hay algunas placas de hielo vivo.

3:38 Pigne d’Arolla (3.796). Está cubierto y apenas hay vistas, pero de vez en cuando nos emociona cuando asoma ligeramente el Matterhorn entre las nubes, sacando alguna foto.

Quitamos focas y con cuidado con las placas de hielo de la cima bajamos al collado, desde donde empezamos el descenso a la izquierda, según bajamos de la cima (SurOeste). Aunque el refugio de Vignettes queda al Oeste, no se puede bajar directo porque hay un imponente serac lleno de grietas, así que debemos desviarnos un poco a la derecha para a media bajada rectificar a la izquierda hasta unas rocas, para asomarnos a ver si se ve el refugio. Así es importante no bajar del todo desde el collado hasta el valle, sino que a media altura, a unos 3.200 m, derivar hacia la izquierda para localizar el refugio de Vignettes colgado de un espolón de roca.

4:30 Vemos el refugio Vignettes a la izquierda, impresiona verlo colgado de la pared como un verdadero nido de Águilas, que parece inaccesible. Hemos tenido suerte porque aunque la visibilidad es escasa y sería difícil pillarlo sin verlo, ha aclarado un poco y hemos podido localizarlo.

Collado de Vignetes y Cabane des Vignettes
Descenso hacia el Collado de Vignettes, y el refugio

Bajamos esquiando hacia el collado del espolón donde se asienta el refugio, esquiando por una ladera muy pendiente, con mucho cuidado, controlando al máximo; si no también se podría bajar más y después flanquear a la izquierda hacia el collado.

4:47 Col d'es Vignettes. Llegamos al collado del espolón donde está el refugio. Allí cargamos esquís y recorremos la arista, que por detrás resulta mucho más amplia y sencilla de lo que se veía antes.

6:00 Refugio Vignettes (visto desde el collado). El refugio está bien, con buena comida y cena. Como hemos llegado pronto, y queda mucho para la hora de cenar, nos pedimos un Rösti (plato tradicional suizo, de patatas con queso y panceta). Foto de la Pigne d'Arolla desde el refugio y el serac que no deja bajar directo, en primer plano la arista de llegada desde el collado de Vignettes.

Al llegar hasta aquí ya hemos superado nuestras expectativas iniciales de acuerdo a la meteo, pero lógicamente todos queremos más, y sería una pena quedarnos sólo a falta de la última etapa, como ya le pasó a Juanjo Kroketa años antes.

Después de cenar todo el refugio está pendiente a que los guardas publiquen la meteo, y cuando lo hacen las noticias son malas, ya que el día siguiente el tiempo es bastante peor, y la etapa que toca pasa por varios collados siendo de difícil orientación con mala visibilidad, además debiéndose cruzar glaciares delicados. La idea de llegar a Zermatt es prácticamente descabellada, así que nos planteamos la retirada al pueblo de Arolla, y allí esperar algún día que tenemos extra a ver si milagrosamente mejora la meteo para intentar completar la travesía, aunque las previsiones del tiempo para los días posteriores siguen siendo negativas.

Día 6: Refugio Vignettes - Refugio Bertol

Finalmente el mal tiempo no permite acabar la travesía con la última etapa de Vignettes a Zermatt. Tras la idea de retirada al pueblo de Arolla y allí mirar si las previsiones cambian, al final decidimos que mejor que esperar en Arolla es hacerlo en el refugio de Bertol, a donde la subida desde Arolla es aceptable incluso con algo de mal tiempo, y desde donde la etapa a Zermatt sería ya más corta y directa. Así que seguimos con la ¿ilusa? esperanza de que la meteo no se cumpla y al día siguiente nos de una tregua que nos permita acabar, aunque las perspectivas son justamente las contrarias.

El Refugio de Bertol es pequeño y mucha gente lo utiliza para dividir la última etapa Vignettes-Zermatt en dos por ser muy larga, aun así tenemos suerte y llamando desde Vignettes conseguimos sitio, posiblemente por alguna anulación de última hora por el mal tiempo.

La ruta habitual de Vignettes a Bertol es por alta montaña, compartiendo inicialmente la ruta que lleva directo a Zermatt, pero con el mal tiempo decidimos que aunque sea más largo es mejor hacerlo bajando a Arolla, porque sin visibilidad la ruta por arriba no es muy clara y hay glaciares agrietados delicados, aparte que si la cosa al final se pone muy mal podemos quedarnos en Arolla sin subir al refugio. Después veríamos que varios grupos, algunos con guía, tomarían esta misma decisión.

0:00 Partimos a las 8:36 bajando desde el espolón del refugio hacia la derecha. La ruta normal a Zermatt por el contrario desde el collado del espolón se va a la izquierda.

descenso al valle Arolla
Descenso desde la Cabane des Vignettes hacia Arolla

La esquiada de bajada es muy buena, debiendo tener cuidado de evitar las zonas más agrietadas, empezando el descenso por el lado derecho del glaciar para continuar después un poco más a la izquierda

A media bajada no hay que dejarse engañar de posibles descensos directos a la derecha porque no hay bajada, así que hay que seguir hacia Arolla.

La parte baja del descenso la nieve es pésima, muy muy pesada, con lo que Carlos acaba haciéndose daño en la rodilla en una caída.

Hacia el final, justo después de encajonarse el barranco de bajada, derivamos a la derecha continuando el descenso por zona arbolada sin camino muy definido, tendiendo al fondo del valle a la derecha.

1:29 Llegamos abajo, a las pistas de esquí de fondo, donde hacemos una parada de media hora, entre otras cosas para atender a la rodilla de Carlos, que parece no tener nada grave.

1:59 Empezamos la subida por la pista de fondo a la derecha, pista que avanza por el fondo del valle.

pistas de fondo de Arolla, subida a Bertol
Subida por las pistas de Arolla; al fondo la subida a la izquierda

2:49 Al llegar al fondo del valle hacemos una paradita y empezamos la subida hacia la izquierda, siguiendo el mismo valle. Está cubierto, hay escasa visibilidad y empieza a nevar, lo que confirma la buena elección de venir por aquí. Y más lo confirmaríamos cuando poco después coincidimos con "la marabunta" que pese a salir ellos más de una hora antes e ir nosotros muy tranquilos, volvemos a juntarnos porque ellos por arriba tuvieron problemas y con el mal tiempo y mala visibilidad hubieron de cruzar algún glaciar encordados.

3:48 Pasamos una cabaña por la izquierda, giramos de nuevo un poco a la izquierda dejando el valle que sube al frente por el glaciar de Arolla, y que sería por donde habríamos bajado si hubiéramos hecho la etapa Vignettes-Bertol por arriba. Pasamos por la izquierda de una caseta con un depósito recolector de agua, siguiendo hacia arriba (Norte)

4:29 Pasado un corto encajonamiento, seguimos un poco más dirección NorOeste, pasando un flanqueo escaso en nieve, algo helado y expuesto con caída a la izquierda, por lo que la mayoría de la gente se quita esquís, hasta salir hacia la derecha a una repisa.

valle de Bertol
Acceso al flanqueo expuesto, y salida al valle de Bertol

5:00 En la repisa, poco más arriba de una caseta, entramos en el valle de Bertol, que está flanqueado por una cresta de rocas a la izquierda; calzamos de nuevo esquís y tiramos arriba por nuestra derecha del valle.

5:24 Cruzamos una morrena hacia la izquierda, y seguimos valle arriba.

5:51 Al llegar a un poste indicador se abre un ramal del valle a la derecha que seguimos. Empieza aquí la pendiente más fuerte que suavizamos haciendo largos zigzags. La visibilidad es escasa pero cuando subimos un poco podemos ver ya al fondo un amplio collado cortado por un pico en medio, a cuya derecha está el refugio de Bertol.

Collado de la Cabane de Bertol
Llegada a la Cabane de Bertol

7:09 Llegamos al collado de la derecha, donde está la escalinata que sube al refugio de Bertol. Dejamos allí los esquís, asegurando para que no se los lleve el viento ni desaparezcan bajo la nieve.

El Refugio de Bertol es un refugio pequeño, incomodo y con demasiada gente para su capacidad, debiendo hacerse dos turnos para la cena ya que no hay sitio para todo el mundo en el salón. El refugio es octogonal, y dependiendo de la habitación y lugar que te toque puedes tener una cama espaciosa para la cabeza pero estrechísima para los pies. La cena del refugio fue bastante malilla, aunque el desayuno estuvo bien; por la mañana dan té de marcha.

Después de cenar la publicación de la meteo de última hora sigue insistiendo en el mal tiempo y las nevadas, cosa que confirmamos al ver por la noche que nieva intensamente, y se está formando un buen paquete. La bajada final a Zermatt es un glaciar plagado de grietas, que hay que cruzar esquiando las menores, y esquivando las mayores, y con el paquetón que está cayendo puede ser peligroso si se ocultan algunas de las grietas, y más peligroso si la visibilidad es escasa, así que quizás es el momento de mayor pesimismo de toda la travesía doliendo tener que quedarse tan cerca de su final.

Lo más fotogénico del refugio, o mejor dicho "lo más fotografiado" son los urinarios, sí mucha gente los fotografiaba por su sorpresa: eran como un pequeño abrevadero al aire libre, tras una pasarela suspendida en el vacío, y de donde bajaba un corto tubito del que caía el "agüita amarilla" al vacío, líquido que a la salida del tubo se congelaba (como puede verse en la foto, que nosotros tampoco nos resistimos a hacer ;-) y que "aromatizaba" el entorno del refugio. Y si habitualmente en un refugio ya suele ser un palo tener que levantarse de noche para ir a "des-hidratarse", en este caso lo era mucho más, y así vacilando al respecto nos fuimos a dormir y ... por supuesto, si bien ninguna noche previa tuve que levantarme esta vez tocó hacerlo. Y para colmo de noche al levantarme no encontraba los pantalones, así que tuve que salir del refugio de noche y bajo una nevada intensa, en chanclas y en paños menores, caminando por una pasarela de rejilla que dejaba ver el negro precipicio a los pies, para llegar al urinario-abrevadero que aunque estaba cubierto de nieve los kálidos kaldos supieron abrirse camino por la nieve. Afortunadamente no me crucé con nadie ... o quizás desafortunadamente no me crucé con ninguna que al verme tan sexy se podría haber animado a hacerme entrar en calor a la vuelta  ;-)

Y lo otro más llamativo del refugio fue una chica, que en un refugio aislado de alta montaña sorprendía verla con collar y pulsera de perlas, además de un enorme cinturón de brillantes, y esto no sólo era para pasearse por el refugio, no, era parte también de su "equipo para esquiar", porque como decía la canción "antes muerta que sencilla".

Día 7: Refugio Bertol - Zermatt

Por la noche ha caído un paquetón de nieve, y amanece con el día completamente cubierto y sin visibilidad, visibilidad imprescindible para poder cruzar las grietas y seracs de la bajada del Tête Blanche. Así que si el día anterior había serias dudas sobre la posibilidad de poder acabar la travesía, ahora prácticamente ya no hay dudas, todo dice que la única opción es la vuelta a Arolla. Tras el desayuno nadie se mueve, todos esperamos un milagro y que se abra al menos un mínimo de visibilidad. Así estamos todo el refugio más de un par de horas a la espera de un cambio, a fin de cuentas para la retirada no hay prisa, y mientras tanto corren los rumores de qué piensan hacer unos y otros, radio macuto dice  que algunos guías se han reunido y han decidido que en estas condiciones es demasiado peligroso ir a Zermatt y cruzar la zona de seracs y grietas medio tapadas por la nieve reciente sin más visibilidad que unos pocos metros por delante.

Al final la gente empieza a moverse, y el primer grupo ya baja por la vertiente de Arolla, y los demás empiezan a bajar la escalinata del refugio detrás, pero un grupo de 4 "locos" no quieren darlo por perdido y deciden ir hacia el collado de Tête Blanche, donde empieza la bajada más peligrosa, y allí decidir si al final hay algo de visibilidad para poder bajar o darse la vuelta. De todas formas tenemos claro que con tan malas condiciones debemos bajar a Arolla.

Salimos los últimos del refugio, y mientras descendemos la escalinata nos asombra ver que ahora la mayoría de la gente baja a equiparse a la vertiente del collado que lleva a Zermatt, en lugar de quedarse en la vertiente de Arolla. Así si unos abren huella, mientras éstas no "desaparezca en un agujero" otros deciden seguirlas. Y nosotros, nos miramos, lo hablamos y ... por supuesto, de perdidos al río (o a la grieta en este caso), aunque ni todos están convencidos de que hacemos lo razonable, ni está claro que al poco no tengamos que darnos la vuelta.

escaleras del Refugio de Bertol, direcciones Zermatt y Arolla
Descenso del Refugio de Bertol
(puede comprobarse el nevadón comparado con la foto de subida)

0:00 Tras equiparnos partimos del collado a las 9:32 foqueando hacia la izquierda visto desde el refugio (Este).

Avanzamos prácticamente a ciegas con la niebla, sólo guiados por la huella que en algún caso hace un quiebro repentino cuando aparecen grietas que la por la nula visibilidad no se habían podido prever. El camino llanea, yendo nosotros los últimos, cosa que no nos agrada, así que intentamos acelerar un poco para adelantar los anteriores, lo que finalmente hacemos con alguna tensión porque la ruta de este día es de muchas grietas y no vemos si es zona segura para salirse de la huella para adelantar.

2:13 Col de la Tête Blanche. Este era el lugar clave, todo el mundo decía que si se llegaba a este collado con un poco de visibilidad se podría bajar, y sino retirada. Todo el mundo había continuado así que estaba decidido, a por Zermatt. Algunos grupos habían subido a la muy cercana cumbre del Tête Blanche, a unos 5-10' de una muy amplia ladera sin problemas, pero aunque tienta subirlo, con la parada en el collado volvíamos a ser los últimos así que no podíamos jugárnosla a quedarnos descolgados de los demás, sobre todo si volvía a nevar y se ocultaba la huella, o simplemente empeoraba el tiempo, teniendo delante de nosotros "la marabunta", a los que seguiríamos.

Bajamos por la otra vertiente un poco hacia la derecha para poco más abajo girar a la izquierda y entrar al valle del glaciar Stockjigletscher. Aquí empieza la zona más delicada y peligrosa de la travesía porque hay muchas grietas, y hay tramos donde mejor no parar, y bajar esquiando directos. Así bajaremos con mucho KUidadín, despacito, de uno en uno, manteniendo bastante distancia entre todos, y sin salirse de la huella, parando para reagruparnos sólo en sitios seguros. Uno de los guías de "la marabunta" con el que habíamos establecido una cierta relación los días anteriores porque hablaba español, es el que cerraba su grupo, que iba un poco lento y a los que debíamos esperar, con lo que también nos va aconsejando, y controlando para evitar problemas de mezclar los dos grupos.

Esta zona con poca nieve es muy delicada, debiendo esquiar por encima de las grietas en perpendicular y a velocidad sin poder parar, pero esta vez la nieve caída la noche anterior, que casi nos fastidia todo, al final fue nuestra salvación porque lo hizo mucho más fácil, especialmente este año escaso en nieves, de modo que algún guía dijo que fue la vez que mejor se lo había encontrado. A pesar de ello había que ir con cuidado, vimos algunas grietas, pasamos bajo algún serac, y esquiamos sobre bloques rotos caídos de los seracs.

A medio glaciar nos acercamos un poco al lado izquierdo para después girar a la derecha y pasar bajo un serac, volver a girar a la izquierda cambiando de glaciar, para seguir bajando por el lado izquierdo de éste.

Travesía Chamonix-Zermatt en esquís
Descenso, con el valle que lleva a Zermatt al fondo

Y cuando parecía que ya había pasado lo peor y habíamos salido vivitos y coleando de todas las grietas, de repente oímos un ruido y es que cayó un pequeño alud que se quedó a muy pocos metros de nosotros gracias a que habíamos parado sobre una lomilla.

Bajamos un poco más hacia la derecha ya disfrutando de los últimos giros con pendiente.

3:58 Llegamos abajo, donde el valle forma una enorme planicie. Aquí sí que podemos celebrarlo, y así lo hacemos. Enterramos las tensiones, nos felicitamos, sonreímos de oreja a oreja y comemos un poco. Además tras el mal tiempo inicial el tiempo es razonablemente bueno y ya sólo toca disfrutar la llegada triunfal a Zermatt, eso sí, una larguíiiiisima llegada triunfal porque todavía queda cruzar un muy largo valle bastante llano.

Seguimos esquiando por el valle, aunque ayudándonos con los bastones para deslizar. En principio interesa ir algo arrimados a la ladera derecha, pero con riesgo de aludes quizás mejor no arrimarse mucho porque pasamos por algunos aludes caídos de las paredes de ese lado.

A la izquierda vemos el refugio Schönbielhütte, en lo alto de una impresionantemente larga morrena. En un principio habíamos pensado dividir la última etapa Vignettes-Zermatt con este refugio, pero viéndolo ahora hubiera sido una muy mala idea, porque una vez aquí lo más fácil es tirar abajo a Zermatt, sin el subidón a este refugio. Impresiona muchísimo el constante ruido de caída de piedras en la vertiente izquierda del valle, donde también está el refugio.

Seguimos el descenso apurando por la derecha del valle, para después poder pillar las pistas de esquí, en lugar de ir por el fondo del valle donde después se acaba la nieve y toca un gran porteo por el lado izquierdo, independientemente de que tomar unas cervecillas en Zmutt pueda ser muy tentador para algunos.

final de la Chamonix-Zermatt en esquí de montaña
Esquiando en el valle del glaciar de Zmutt

La única pena es que la gran guinda del pastel de la Chamonix-Zermatt que es la esquiada al pie del Matterhorn-Cervino, en esta ocasión se resistió a mostrarse, aunque hacia el final, cuando ya nos alejábamos de él, se nos presentó tímidamente, y pese a hacerlo sin mostrarse en todo su esplendor hasta en eso tuvimos suerte de poder verlo un momento. 

5:20 Al llegar a una pista sin nieve toca cargar los esquís, siguiendo ésta por la derecha.

5:31 Llegamos a las pistas de esquí, accediendo por un bar cerrado, Stafelalp (2.200m). Así con sólo 5' de porteo calzamos de nuevo los esquís y seguimos por las pista, que suponemos de fondo porque hacen algún ligero sube y baja.

6:00 En un desvío los carteles marcan la pista de la derecha como "Furi", que seguimos. Y poco después llegamos a las pistas de esquí de Furi, donde ya sólo toca bajar esquiando por dichas pistas hasta el mismo pueblo de Zermatt.

pistas de Furi, Zermatt
Cerca de las pistas de Furi con Zermatt al fondo

Bajamos esquiando eufóricos, y no sólo por conseguirlo, sino sobre todo porque en toda la travesía parecía imposible que llegaríamos hasta el último día, y este mismo último día en el refugio hasta "literalmente" el último minuto parecía que no podríamos acabarlo.

6:15 Zermatt :-))))))))))))  en esquís hasta el mismo pueblo. Allí tomamos un bus interno gratuito que nos lleva a la estación de trenes, donde en la oficina de información nos pillan un taxi que nos resulta más barato que el propio tren (al menos con 5 personas para Verbier, donde teníamos nuestro coche, pero para Chamonix/Argentière posiblemente también lo sea) y sobre todo mucho más cómodo sin transbordos, y por tanto más rápido.

Pasamos noche en Chamonix, y al día siguiente paseíto, coche y manta ... o no, ya que aprovechamos la vuelta para hacer un poco de turismo, parando en Annecy (Francia), muy bonito pueblo.

Y para quien tenga curiosidad, todo ello nos costó en total casi 900€, incluyendo alojamientos del día previo y 2 noches posteriores, alquiler de una furgo 10 días, y gasolina desde Zaragoza.


Y como de bien nacidos es ser agradecidos, aunque en nuestro caso lo de bien-nacidos algunos puedan discutirlo ;-) como sí somos agradecidos queremos hacer mención especial a Juanjo, Gil y Donato por su ayuda e ideas.



Recorrido de la Chamonix-Zermatt en esquís por Verbier (Mapa ampliado)
Día 1(azul) Argentière; día 2(rojo) Champex; día 3(amarillo) Prafleuri;
día 4(naranja) Dix; día 5(verde) Vignettes; día 6(púrpura) Bertol;
día 7(marrón) Zermatt. Los puntos azul claro son rutas o pasos alternativos.

Perfil de la travesía Chamonix-Zermat
Perfil de la travesía Chamonix-Zermat

Enlaces de interés


[kroketas] Komando Kroketa: alpinismo, senderismo, trekking, excursionismo, esqui de montaña
http://www.komandokroketa.org/
(home)
Komando Kroketa: alpinismo, senderismo, trekking, excursionismo, esqui de montaña
http://www.komandokroketa.org/