Komando Kroketa: alpinismo, senderismo, trekking, excursionismo, esqui de montaña
http://www.komandokroketa.org/

ALTA RUTA DE ESQUÍ DE MONTAÑA DEL
OBERLAND BERNÉS

Otras rutas

INTRODUCCION

La reseña que a continuación vas a leer es una reseña un poco atípica, sobretodo si la comparas con las que puedes encontrar en los libros y las revistas de montaña. No te vamos a contar descripciones de itinerarios porque eso lo puedes encontrar mucho mejor en libros y revistas, y tampoco vamos a graduar los itinerarios porque eso también lo puedes encontrar en las guías. Pretendíamos que fuera diferente y creemos que así lo es. Sentimos de antemano si no cumple tus expectativas, aunque esperamos que te pueda ser de utilidad.

Esta travesía de esquí de montaña la hicimos a finales de abril y principios de mayo de 2008. Nosotros creemos que la mejor época para venir al Oberland Bernés con esquíes es de mediados de abril a mediados de mayo, esto en una temporada normal en cuanto a precipitaciones, lo cual no es siempre ocurre así. Este detalle es importante, ya que el Oberland está plagado de grietas. Hay grietas por todas partes, vayas a donde vayas, y de todos los tamaños, desde pequeñas hasta gigantes, de esas en las que caben camiones, pasando por todos los tamaños intermedios posibles. No en vano se pisa terreno glaciar desde el mismo momento en que te apeas del tren. Durante la primavera de 2008 cayó tanta nieve que nosotros casi no tuvimos ningún problema de grietas, pero con menos nieve la cosa se puede complicar mucho. Por supuesto, en estas circunstancias un guía de montaña es una garantía extra, pero en caso de no contar con la dirección de un guía de montaña, algo que suele dar buen resultado es chupar toda la huella que los demás nos dejen y no apartarse de ella, especialmente si la huella la ha abierto un grupo enorme de Alemanes que invariablemente siempre llevan guía de montaña. No es una garantía 100%, pero algo es algo.

En esta época los refugios están guardados y a pleno rendimiento por lo que es necesario llamar para reservar, pues suelen estar llenos. Evitar en la medida de lo posible el puente de primero de mayo, ya que es fiesta en casi toda Europa, y la zona es de muy fácil acceso desde Francia, Alemania, Austria e Italia. Nosotros no pudimos evitar el puente del día del trabajador y eso nos produjo algún que otro problema menor. Hay que pensar que al Oberland en los Alpes le pasa un poco lo mismo que en los Pirineos a las Maladetas a finales de temporada.

Dos componentes (nosotros tan solo fuimos 2) es el mejor número siempre que asumas que en términos de seguridad, sin duda alguna, dos es casi el peor número siendo solo superado por ir en solitario. De cuatro a seis es perfecto en un sentido más amplio. Más de seis es también mal número, no tanto en seguridad, pero sí en otros aspectos de dinámica de grupos. Un número par normalmente es también mejor que uno impar. Y además tendrás que tener en cuenta el estado físico y de conocimientos técnicos del resto de participantes, ahí es nada. Buena suerte, pues de esto dependerá en gran medida el éxito de las vacaciones.

Nosotros decidimos montarnos la travesía sin la dirección de un guía de montaña por una cuestión puramente económica, pues las compañías locales de guías de montaña en travesías de 4 o 5 jornadas cobran no menos de 1000 - 1200 € por persona. En fin, que es mucho dinero, aunque por supuesto contar con un guía de montaña es indiscutiblemente mejor.

Las travesías organizadas por las compañías locales tienen un itinerario muy parecido al nuestro, aunque un poco más corto, ya que no suelen pasar de 5 días (nosotros estuvimos 7), y se limitan a los itinerarios más populares. Para los clientes fuertes incluyen el codiciado Finsteraarhorn, que nosotros también codiciábamos, pero que no pudo ser y esperemos pueda ser en otra ocasión. En nuestro caso, las diferencias respecto de las travesías organizadas fueron el ascenso al Gross-Wannenhorn (incluido en algunas de ellas), un doble ascenso y descenso del Wysnollen, un descenso alternativo al Äbeni Flue (ruta excepcional, absolutamente recomendable, y completamente alejada de todo itinerario lógico) y el ascenso al Mittahorn y su largísimo y espectacular descenso hacia el valle de Löschental como remate final de la travesía, también absolutamente recomendable pero de una dificultad y riesgo nada desdeñable, al menos para nosotros.

La ventaja de nuestro planteamiento respecto de los grupos organizados es que nosotros estábamos más libres, escogíamos cuando nos levantábamos, a donde íbamos, y qué palas repetíamos. La desventaja era que no contábamos con el buen hacer de un guía de montaña, pero eso también nos aportó un extra a las vacaciones.

Otro detalle importante, al menos  para algunos de nosotros es la sorpresa de que en el Oberland Bernés hay gente por todas partes. Si vas en las fechas que hemos sugerido, si haces cosas relativamente normales, si no te sales de itinerarios habituales, si haces una travesía como la que hicimos nosotros, siempre habrá gente más o menos cerca. El espacio es enorme y tus fotos no tendrán gente, pero mires a donde mires verás foquear a hormigas yendo de una lado para otro, especialmente en el recorrido desde el observatorio del Jungfraubahn hasta el collado de Löschental y Blatten. Es tan popular esa ruta que se convierte en auténtica procesión de Suizos, de los cuales aunque todos esquían muy bien, muchos no son ni montañeros ni nada parecido. Sí, aunque te parezca mentira eso también forma parte del Oberland. Si quieres soledad, tienes que pensar en hacer cuatromiles o buscar itinerarios no normales. Una cosa más, como hay tanta gente haciendo esquí de montaña, la huella de los itinerarios normales normalmente estará hecha, lo cual ayuda bastante.

INFORMACION GENERAL.

Viajar hasta el Oberland.

Nosotros decidimos viajar hasta Suiza en coche particular. Esta sin duda no es la opción más cómoda, aunque para nosotros resultaba la más económica. Estudiamos viajar en avión y en tren, pero no nos salía más conveniente. Sin embargo, el sistema de transporte público en Suiza es tan bueno que es muy fácil moverse por el país sin necesidad de alquilar un coche, por lo que quizás la opción del avión o del tren pueda serte de interés.

En avión, Swissair vuela desde Madrid, Barcelona y Bilbao a Berna, Ginebra y Zurich varias veces al día. El tren es otra buena posibilidad, aunque es más cara que el avión. Renfe tiene un tren que viaja dos o tres veces por semana desde Barcelona hasta Zurich pasando por Ginebra. El viaje es nocturno en coche cama, por lo que es más cómodo que viajar en coche.

En coche, a nosotros el viaje de ida nos costó 12 horas a velocidad legal (Zaragoza- Goppenstein) haciendo relevos de 2 o 3 horas. Salimos muy temprano de Zaragoza para evitar tener problemas de tráfico en la A-7 a la altura de Barcelona y así llegar a buena hora al destino para poder organizar el tema de los trenes, las mochilas y meternos a la cama bien temprano ya que para estar en el primer tren de subida al Jungfraujoch hay que levantarse a eso de las 4:30 de la mañana.

Para el regreso, no se nos ocurrió mejor idea que ponernos en viaje directamente tras 7 días consecutivos de monte. Para evitar dormirnos al volante compramos varios litros de Loca Cola, unos cuantos bocadillos y un montón de cafés de máquina. Ridículo. El regreso nos costó 14 horas ya que al final estábamos tan cansados que no éramos capaces ni de hacer 1 hora de conducción. Echando la vista atrás, nos jugamos la vida en la carretera de la manera más estúpida del mundo, por eso nuestra recomendación es que te quedes a dormir en el valle al finalizar. Tras una buena cena y un buen descanso te pones en viaje tan ricamente. Mucho más inteligente.

Un último consejo final. Es buena idea tratar de no coincidir en el viaje de vuelta con el regreso de todos los Barceloneses que han abandonado la ciudad para el puente de mayo, ya que de lo contrario el atasco en la A-7 en el entorno de la ciudad Condal puede ser importante.

Inicio: Estación superior del Jungfraujochbahn.
Nosotros dejamos el coche en Goppenstein, donde hay un alojamiento enfrente mismo de la estación del tren, así como un parquin de pago, por supuesto, como todo en Suiza. De allí se toman una serie de trenes que tras varias horas de escénico recorrido nos deposita en la estación del Jungfraujoch. A pesar del precio, merece mucho la pena iniciar la travesía de esta manera, especialmente si se tiene buena previsión meteorológica.

Final: Blatten en el valle de Lötschen (hay otro Blatten cerca de Brig).
En Blatten hay alojamientos y parquin público de pago. Para recuperar el coche que dejamos en Goppenstein se toma un autobús de La Poste en la plaza del pueblo, que a su vez es el parquin de pago. En un año de escasa nieve, o con la temporada muy avanzada, es muy posible que la nieve se haya retirado hasta Flaferalp, o incluso más arriba, por lo que es interesante llamar a HollandiaHütte para conocer esta información. En estas condiciones, la carretera puede estar abierta y entonces el autobús de La Poste subirá a Flaferalp.

Duración: 7 días.

Dificultad: SAM, o esto es lo que dicen las guías y reseñas que utilizamos. La ascensión y el descenso del Mittahorn incrementa un poco el nivel, pero es completamente opcional ya que puede ser evitado descendiendo directamente por el valle de Lötschental desde Hollandia Hütte (pero ni punto de comparación).

Mejor época:  Para el esquí de montaña la temporada va de marzo a junio, aunque el mejor periodo es de mediados de abril a mediados de mayo. Evitar en la medida de lo posible el puente del primero de mayo (festivo en muchos países centroeuropeos, como por ejemplo en Alemania) y tratar de reservar con suficiente antelación los refugios, especialmente el de Konkordia y el de Finsteraarhorn. En pleno invierno, algunos refugios están cerrados, aunque se mantienen abiertos los refugios de invierno.

Mapas:  Swisstopo
http://www.swisstopo.admin.ch/internet/swisstopo/en/home.html
1:25000: hojas 1229 Grindelwald, 1249 Finsteraarhorn, 1268 Löstchental
1:50000: hoja 264S (Skitourenkarte) Jungfrau

Refugios:
KONKORDIA, 2850m.
647 200/150 100
033 855 13 94
http://www.konkordiahuette.ch/

FINSTERAARHORN, 3048m.
651 860/151 520
033 855 29 55
http://www.finsteraarhornhuette.ch/

HOLLANDIA, 3240m.
640 050/147 250
027 949 11 35
http://www.hollandiahuette.ch/

Avalanchas: http://www.slf.ch/lawineninfo/index_EN 

Bibliografía:

RESUMEN DE NUESTRA ALTA RUTA

Día 1    Jungfraujoch, 3464m – Louwihorn, 3773m – Ref. Konkordia, 2850m.
Día 2    Ref. Konkordia, 2850m – Grünhornlücke, 3280m – Gross-Wannenhorn, 3906m – Ref. Finsteraarhorn, 3048m.
Día 3    Ref. Finsteraarhorn, 3048m – Wysnollen, 3590m - Ref. Finsteraarhorn, 3048m.
Día 4    Ref. Finsteraarhorn, 3048m – Grünhornlücke, 3280m - Ref. Konkordia, 2850m.
Día 5    Ref. Konkordia, 2850m – Gletscherjoch, 3769m – Ref. Hollandia, 3240m.
Día 6    Ref. Hollandia, 3240m – Äbeni Flue, 3962m - Ref. Hollandia, 3240m.
Día 7    Ref. Hollandia, 3240m – Mittahorn, 3892m – Blatten, 1540m.

DESCRIPCION DE NUESTRA ALTA RUTA

Día 1: Jungfraujoch, 3464m – Louwihorn, 3773m – Ref. Konkordia, 2850m.

Probablemente la ruta que nosotros escogimos para el primer día es la más común para comenzar una travesía de varios días en el Oberland.

Para nosotros, comenzar desde el Jungfraujoch tenía varias motivaciones: primera, ahorrarnos el largo ascenso a Hollandia desde Blatten, ya que esto aunque es la mejor manera de adaptar el cuerpo a la altura, también es “desaprovechar” un día, y segunda, nos apetecía conocer la turistada del Jungfraujoch además de que así podíamos comenzar esquiando desde el primer día.

Así que no queda más remedio que levantarse muy temprano para tomar una serie de trenes que desde el mismo parquin de Goppenstein te llevan hasta los más de 3400 metros del Jungfraujoch.

El sistema ferroviario Suizo es impresionantemente eficaz. Eso sí, hay que pagarlo. ¡Y tanto que sí!, pero merece la pena.

Y qué decir de la turistada del Jungfraujoch. En fin, pues eso, que es una turistada impresionante, un atentado medioambiental de primera magnitud, pero que ciertamente es im-presionante. Nosotros gastamos más de una hora visitándolo, pero te garantizamos que te puedes tirar todo el día, sobretodo si el día es claro ya que las vistas son espectaculares.

Así que hay que salir zumbando que hemos venido a hacer monte, y el problema consiste en qué hacer este primer día ya que la oferta que se nos presenta es enorme, así que vamos por partes.

Para quienes quieren ascender cuatromiles tienen la Jungfrau (Señorita) y el Mönch (Monje) al alcance de la mano. El Mönch es la opción más accesible, y la Jungfrau es más exigente. En este caso, la opción más interesante como primer pico de la travesía habiendo comenzado la travesía en el “top of Europe” es el Mönch por su preciosa arista sur, y cuya cara suroeste es esquiada por aquellos que buscan emociones fuertes. En este caso, merece la pena quedarse a dormir en el Mönchhuette sobretodo si al día siguiente se quiere intentar la Jungfrau. Para los cuatromilistas, ascendidos el Mönch y la Jungfrau, lo lógico es viajar hacia los Fiescherhorns, por lo que lo más conveniente es hacer o una segunda noche en el refugio del Mönchhuette o bajar a Konkordiahuette.

Para los que nos contentamos con cualquier cosica, la oferta es amplísima, pero en cualquier caso no viene mal meter el primer día unos cuantos metros hacia arriba, por eso decidimos ascender al Louwihorn. Realmente resultó una buena alternativa, primero por las vistas, porque además así comenzamos a adaptar nuestro organismo a la altura, pero sobretodo por que la esquiada del glaciar del Kranzberg hasta el grosser Aletschfirm es muy buena. En fin, esta opción es perfecta para iniciar una alta ruta de un modo tranquilo cuando la primera noche es en Konkordiahuette.

Personas mejor entrenadas y más adaptadas a la altura, o con menos días, una vez alcanzado el grosser Aletschfirm pueden acometer el ascenso al Kranzberg, o por lo menos hasta la cota de 3400 y darse el lujo de esquiar una pala extraordinaria de orientación SW.

Otra opción muy interesante comenzando la travesía en el “top of Europe” y bajando a dormir a Konkordiahuette, es el Trugberg. Este pico es también una alternativa fenomenal y quizás incluso tenga mejor esquiada que el Louwihorn, aunque también tiene un ascenso más largo. Además, este pico es perfecto para estudiar el itinerario de ascenso al Fieschersattel, collado muy inclinado que solo se debe acometer con nieve muy estable y buenas condiciones de visibilidad.

Ni que decir tiene, que en caso de mal tiempo, o incluso de haber comenzado la travesía tarde, la mejor opción para llegar a Konkordiahuette es un descenso directo por el Jungfraufirm.

Día 2 Ref. Konkordia, 2850m – Grünhornlücke, 3280m – Gross-Wannenhorn, 3906m – Ref. Finsteraarhorn, 3048m.

Nos levantamos bien temprano aunque casi somos los últimos en brincar de la cama. La inmensa mayoría de los grupos con guías se encaminan hacia el Kranzberg camino de Hollandiahuette o hacen en el día el Trugberg. También son muy buenas opciones de día el Gross-Grünhorn o el Grünegghorn, este último incluso en travesía hacia el refugio de Finsteraarhorn.

Sin embargo, nuestro plan es ascender al afamado Gross-Wannenhorn en travesía hacia el refugio de Finsteraarhorn, del que hemos leído maravillas. Bueno, realmente nuestro plan original era el pico probablemente más ascendido de todo el Oberland Bernés, el Wysnollen, el cual sí que es el pico perfecto para hacerlo en travesía desde Konkordiahuette hacia Finsteraarhornhuette o incluso al revés, sin embargo la meteo anuncia un cambio a mal tiempo a partir del mediodía y que va a durar unas 24 horas, así que decidimos probar fortuna en el Gross-Wannenhorn y dejando para la vuelta el Wysnollen.

Aunque el día ha amanecido despejado hace bastante frío. Las nubes que ya desde primeras horas empiezan a cubrir el cielo desde el suroeste están rosas y eso, según nos dicen, traen nieve. Alcanzamos el Grünhornlücke cuando el sol despunta tras el Finsteraarhorn. El rehielo nocturno ha endurecido la nieve por lo que nos limitamos a bajar lo más deprisa que podemos flanqueando para evitar perder altura innecesariamente.

Nosotros encontramos el ascenso al Gross-Wannenhorn perfectamente marcado, por lo que nos limitamos a seguir las huellas que serpenteaban entre las numerosas grietas que rompen el glaciar, pero este itinerario no es recomendable de ninguna manera si no se tiene suficiente visibilidad, ya que se inicia el ascenso desde la derecha para atravesar hacia la izquierda del glaciar, y entonces se vuelve a cruzar casi en su totalidad hacia la derecha para finalmente volver a atravesar hacia la izquierda para auparse a una especie de collado a 3700 y pico metros (ojo con este punto con mala visibilidad, ya que un error de orientación puede costar bien caro) desde el que por último se asciende a la cima. Sin duda, no es una montaña sencilla.

En nuestro caso, a 3800 metros nos dimos cuenta de que había sido una  osadía pretender ascenderlo en travesía desde el refugio de Konkordia, y aunque a punto estuvimos de lograrlo casi reventamos en el intento. Este pico es sencillamente perfecto para una salida de día desde el refugio de Finsteraarhorn, o incluso también en travesía desde este último refugio hacia el refugio de Oberaarjoch, pero para nosotros resultó un poquico demasiado hacerlo desde Konkordiahuette. El itinerario no es difícil técnicamente, pero si que es sinuoso, comprometido y potente, aunque es posible que sea una de las mejores esquiadas de toda la zona ya que son 1000 metros continuos de pala, yendo de aquí para allá evitando las grietas. Nosotros no la pudimos disfrutar debido al cansancio, por eso merece la pena intentar este pico desde el refugio de Finsteraarhorn y estando bien descansado y adaptado a la altura.

En nuestro caso, la retirada finalmente fue un acierto, ya que el tiempo nos aguantó lo justo para permitirnos bajar los 1000 metros de pala con visibilidad, pues para cuando empezábamos a remontar el glaciar de Fiescher hacia el refugio Finsteraarhorn, la visibilidad era nula y nevaba con cierta intensidad (en 16 horas se acumularon fácilmente unos 30 cm de nieve)

Día 3: Ref. Finsteraarhorn, 3048m – Wysnollen, 3590m - Ref. Finsteraarhorn, 3048m

El refugio de Finsteraarhorn es realmente cómodo y por supuesto excelentemente bien diseñado. El salón comedor tiene unos espléndidos ventanales donde se puede disfrutar de una vista extraordinaria, que a nosotros se nos estaba negando debido a que la borrasca de 24 horas que nos pilló de regreso del Gross-Wannenhorn parecía no querer marcharse.

Son las 4:30 horas y aquí estamos desayunando unas 10 personas como si ninguno tuviéramos prisa, que dadas las condiciones no la tenemos. Nuestra intención, como la del resto era la de ascender al Finsteraarhorn, pero en 16 horas han caído entre 20 y 30 centímetros de nieve y de momento no para. El consejo del guarda es el mismo para todos: Wysnollen.

En nuestro caso no le hace falta insistir mucho. Tras tres horas de desayuno nos encaminamos hacia el Wysnollen abandonando por completo la idea de intentar el ascenso al Finsteraarhorn. Éste es un pico con la talla suficiente como para que sea altamente recomendable no tener otro objetivo para ese día que el de regresar al refugio de Finsteraarhorn tras su ascenso.

Así que finalmente compartimos ascenso al Wysnollen con prácticamente todo el refugio, aunque no el esfuerzo de abrir huella, que prácticamente nos la comimos enteramente nosotros y una pareja de Suizos. Los grupos con guías se ponen a cola a chupar huella (esos guías alpinos son unos expertos), mientras nosotros nos aplicamos a tope para ser los primeros en alcanzar la cima y en bajar la magnífica pala tumbada de 600 y pico metros de esta loma llamada Wysnollen.

Al llegar a la cima no se ve ni torta, así que hacemos una transición tan rápida como podemos ya que después de habernos currado la subida no queremos dejar que sean otros los que rayen la pala, así que tras un apresurado aurfidersen nos lanzamos al descenso. Ni que decir tiene que estos 600 metros de fácil pala, de inclinación perfecta, resultaron una esquiada extraordinaria.

Al llegar al final de la pala, nos dimos un abrazo del copón y mirándonos con cara de complicidad nos dijimos: “Qué, ¿hacemos un yo-yo? ¡Venga pues!” Esta vez nos tomamos la transición con la calma que se merece la ocasión. Ya no hay prisa por volver a subir, el tiempo va a mejor y para la segunda bajada la pala va a quedar solo para nosotros. Además, los Alemanes se estaban encargando de rayarla, por lo que la segunda bajada ya no será igual que la primera.

Aparte de la doble esquiada sobre nieve polvo y de las magníficas vistas al Finsteraarhorn en el segundo ascenso, lo mejor de la jornada fue la cara de sorpresa de los Alemanes cuando nos vieron poner focas por segunda vez. Indescriptible. Ya solo por eso mereció la pena volver a subir.

Definitivamente, este pico es perfecto para una salida de día con mal tiempo desde el refugio de Finsteraarhorn, o bien para hacerlo en travesía desde o hacia el refugio de Konkordia.

Día 4: Ref. Finsteraarhorn, 3048m – Grünhornlücke, 3280m - Ref. Konkordia, 2850m

Hoy es nuestro cuarto día, y a estas alturas no nos podíamos quejar del tiempo, ya que aunque no había sido completamente benévolo con nosotros (solo habían sido buenos el primer día y medio), hasta ahora nos había dejado hacer algo todos los días. Habíamos tenido un poquico de todo, días de calor y de frío, nieve dura, primavera y polvo. Habíamos ascendido algunos montes y disfrutado mucho con algunas bajadas. En fin, el balance era muy bueno. Bueno, en realidad el que no se contenta es porque no quiere. Pero al cuarto día el tiempo se puso realmente malo y poco más pudimos hacer que comer, beber y dormir. Condicionados por tener reserva en Konkordiahuette, tan solo nos limitamos a cruzar el Grünhornlücke, siendo de gran ayuda la asistencia del GPS de Javi.

Para entonces nuestros planes ya estaban completamente trastocados e improvisábamos día a día. Se quedaron en el tintero el Finsteraarhorn, los Fiescherhorns. El Grünegghorn y los Grünhorn.

En este punto queremos remarcar lo importante que es ir al Oberland fuera del pico de la temporada, que como dijimos al principio es la última semana de abril y la primera de mayo. Fuera de estos días, los problemas de reservas se limitan a los fines de semana, y según  las condiciones ni eso, ya que los refugios son muy grandes. Además hay que tener en cuenta que los guardas se ponen en contacto unos con otros diariamente para conocer quien va de un refugio a otro, y así saber exactamente cuantas personas van a tener alojadas.

Es posible que la zona que mayores posibilidades de esquí de montaña (actividades asequibles marcadas en los mapas de Swisstopo) se concentren entre el refugio de Konkordia y el de Finsteraarhorn. Hollandiahuette queda un poco a desmano, y si no es por el descenso final del Mittahorn (ver día 7), la verdad es que no merece mucho la pena. Existen otros refugios que permiten ampliar mucho las posibilidades de esquí, siendo uno de ellos el Oberaarjochhuette, al este del Finsteraarhornhuette, el cual es perfecto si el planteamiento es terminar la travesía descendiendo a Munster (buena opción a principios de temporada ya que es un descenso de orientación sur que para mayo ya no es posible).

Día 5: Ref. Konkordia, 2850m – Gletscherjoch, 3769m – Ref. Hollandia, 3240m

Debido a que tenemos reserva para esta noche en Hollandiahuette, nos vemos obligados a movernos hacia el oeste antes de lo que hubiéramos deseado, sobretodo al ver que otra vez la montaña está blanca como un merengue después de que 24 horas de mal tiempo hayan vuelto a dejar otros 10 centímetros de nieve fresca.

Como todo el mundo que desde Konkordiahuette se encamina a Hollandiahuette asciende al Kranzberg, nosotros decidimos hacer algo diferente para no estar rodeados de gente, así que optamos por remontar hasta el Gletsherjoch por el itinerario 474c, con la esperanza de encontrar asequible la cara noreste del Äbeni Flue.

En cuanto a soledad, acertamos de pleno escogiendo esta ruta ya que estuvimos absolutamente solos, sin embargo la ruta de no lograr ascender al Äbeni Flue, cosa que nosotros no fuimos capaces de hacer, se queda un poco incompleta. Este valle, sin embargo es muy hermoso debido a las vistas al sureste tan alpinas del Dreieckhorn, y el itinerario no es nada obvio por las grietas del glaciar, aunque técnicamente es una ladera muy sencilla, de poca inclinación que te pide velocidad para disfrutar esquiando.

El recorrido por el glaciar está pintado en el mapa justo por su mitad, y así también nos lo recomendó el guarda de Konkordia, pero nosotros no vimos la manera de pasar por el centro entre las grietas de modo que terminamos ascendiendo paralelos a la arista sureste del Äbeni Flue, por el extremo derecho del glaciar, para volver a su centro una vez superada la parte más agrietada. Esta opción es absolutamente desaconsejada con cierto riesgo de aludes.

Entre que tuvimos que abrir toda la huella nosotros, y que remontar el glaciar no nos resultó nada fácil, al final nos costó mucho más tiempo y esfuerzo que lo razonable alcanzar el Gletsherjoch por lo que cuando vimos la cara noreste del Äbeni Flue nos sentimos sin ánimo de intentar su escalada. Según el mapa su dificultad es ZS (ziemlich schwiererig) pero hay que contar con la rimaya en mitad de la rampa de hielo, sin embargo ascender a la cima y esquiar hasta Hollandia completando una ruta circular incrementa el valor de la jornada.

En el caso de lograr el ascenso Äbeni Flue, el itinerario de descenso normal sigue el numerado en el mapa como 474 a, pero este itinerario carece absolutamente de todo interés, excepto la pala inicial, entre 3900 y 3600m. El resto es una larguísima diagonal carente de todo interés, y en el que a buen seguro tarde o temprano tocará remar.

Sin embargo, existe otro itinerario de descenso que no figura en el mapa y que resulta de gran interés y absolutamente desconocido y que describimos en el día 6.

Nosotros bajamos esquiando por encima de la huella de subida, pero con mayor conocimiento de ese glaciar, las posibilidades de descenso son muy amplias. Apuramos el descenso todo lo que pudimos hasta el Grosser Aleschfirn y luego remontamos hasta el Hollandiahuette siguiendo la huella de la autopista que cada día hacen las hordas de esquiadores que en el día suben al Jungfraujoch y bajan a Blatten.

Día 6: Ref. Hollandia, 3240m – Äbeni Flue, 3962m - Ref. Hollandia, 3240m

Hoy es nuestro penúltimo día y nuestro plan es el fácil y corto Äbeni Flue, loma de casi 4000 metros y que a estas alturas de la travesía poco esfuerzo debería requerir, máxime cuando hemos dormido a 3200 metros.

La inmensa mayoría de los esquiadores que suben al Äbeni Flue lo hacen comenzando en Hollandiahuette bien temprano con la intención de continuar el descenso hasta Blatten, tras una parada en el refugio a comer algo y a recoger el resto del material. De esta manera, casi totalizan 2500 metros de desnivel absoluto y más de 18 kilómetros. Otros, normalmente los que han accedido a la zona remontando el valle de Löschental, que son los menos ya que casi todo el mundo entra por el Jungfraujoch, lo suben y en la bajada se encaminan a Konkordiahuette.

Así a priori, el descenso parece espectacular, sin embargo el  Äbeni Flue engaña un poquito. Desde el Hollandiahuette se remontan unos 700 metros de desnivel, los cuales se reparten en una primera pala junto al refugio de unos 250 metros y en la pala final de otros 300 metros. Entre medias es una diagonal realmente larga y plana que recorre el plató glaciar y que no tiene interés alguno, excepto las vistas.

Hoy ha vuelto a nevar un poquico durante la noche, lo suficiente para añadir unos cuantos centímetros de nieve más. Como no tenemos prisas, ya que nosotros volvemos a dormir al refugio, resulta que al final somos los últimos en ponernos en marcha, así que para cuando llegamos a la base de la pala final, que es la pala buena, la huella de ascenso está hecha, pero todavía nadie la ha bajado, así que remontamos a ritmo frenético unos 300 metros y antes de que baje nadie quitamos focas y nos lanzamos a rayar la inmaculada pala los primeros y ya subiremos a la cima más tarde.

Efectivamente, cuando todos los demás bajan, conforme llegan a la base de la pala cimera se lanzan para coger la huella de ascenso y así remar lo menos posible. Al final, todos terminan remando.

Nosotros volvemos a poner focas, puestos a morir al palo de tener que regresar por el camino por el que hemos venido, decidimos darnos el gusto de subir esta vez si a la cima y volver a bajar la misma pala, que a estas alturas ya está trillada.

La cima del Äbeni Flue se alcanza sin ninguna dificultad ya que es una loma tipo Moncayo. Tanto es así que es uno de los destinos más populares de aterrizaje para los helicópteros que ofrecen heliski.

La gran y feliz sorpresa de la jornada vino a continuación. Descendimos la pala cimera ya conocida por el doble ascenso y el primer y apresurado descenso, y cuando estábamos a punto de alcanzar el plató a unos 2600 metros descubrimos unas huellas frescas, que en vez de seguir la huella de la diagonal de ascenso giran a la izquierda (sur) y se encaminan en ligero  descenso y en paralelo a la creta sur del Äbeni Flue dirección hacia donde el Äbeni Flue-firn se agrieta.

Entre descender siguiendo la huella de ascenso y aventurarnos hacia una ruta de descenso desconocida no lo dudamos, nos lanzamos hacia lo desconocido. El resultado fue un descenso glorioso de unos 600 metros.

Obviamente, el grupo que esquió este itinerario una de dos, o iban dirigidos por un guía de montaña que lo conocía, o bien eran un grupo bastante experto que tenía una buena reseña o que ya conocía el itinerario. De lo contrario no te metes, a no ser que tengas la huella recién hecha como nosotros.

La ruta se encamina en ligero descenso siempre dirección sur en dirección a un primer espolón de roca que se ha separado de la cresta principal. Allí el glaciar se inclina y se agrieta definitivamente, momento en el que se continúa sobre la rimaya lateral dejando a la izquierda la roca y a la derecha la zona de grietas más grandes. Al salir de la rimaya lateral, punto clave, continuar descendiendo recto (sureste) la pala que te lleva directo hacia unas grietas grandes que hay justo debajo. Tras unos cuantos giros y antes de llegar a estas grietas hay que hacer una larga diagonal hacia la derecha hasta una zona amplia que ya te permite bajar de tirón siempre dirección sureste y sin problemas hasta el Grosser Aletschfirn.

Este descenso resulta mucho más técnico que seguir la huella de ascenso, pero también es infinitamente más entretenido. Sin duda alguna, mereció la pena, tanto que estuvimos a punto de repetirlo, sin embargo decidimos regresar al refugio y aplicarnos a la cerveza y a la tarta de frutas del bosque.

Día 7: Ref. Hollandia, 3240m – Mittahorn, 3892m – Blatten, 1540m

Y hoy, por fin, es nuestro último día, y como remate final nos hemos reservado el descenso más dificil de la semana, con unos 2400 metros de desnivel positivos. Y decimos por fin, porque llevamos ya 6 días consecutivos de monte, y al final esta rutina cansa, sobretodo si todos los días has podido hacer cosas. 6 días comiendo de refugio, 6 días mal durmiendo en refugios, 6 días sin ducharte. Bueno, no es que queramos volver a casa, pero un descansico no nos vendría mal.

Hoy, a diferencia del día anterior, somos casi los primeros en salir del refugio. Empleamos la huella de ayer para ascender hacia el Mittahorn, ya que hasta casi la mitad del plató el itinerario es común al del Äbeni Flue.

Remontamos con esquís hasta el Anujoch, y desde allí caminamos toda la cresta hasta la cima (WS+ = wenig schwierig plus, o sea entre F+ y PD-). Por fotos que hemos visto, hay gente que no alcanza el Anujoch si no que directamente flanquea por debajo de la arista saliendo a ésta pasados los primeros resaltes rocosos que son los que incrementan un poco la dificultad de la cresta. La arista es más aérea que difícil, y solo durante los pasos obligatorios de roca, pero nunca llegar a ser expuesta.

Conforme se va subiendo, la arista va perdiendo ambiente y termina siendo una rampa inclinada. En esta rampa, donde encontramos huellas de foqueo, conviene no separarse de la arista de la derecha, o sea de la vertiente del Äbeni Flue, ya que arriba a la izquierda, en la parte superior del Anungletscher, ya casi a 3800 metros hay un importante  cortado en el glaciar que luego evitaremos en el descenso dejándolo a nuestra izquierda. La última cima de la travesía se alcanza sin mayores dificultades, aunque eso sí, el último tramo de la arista se vuelve otra vez aéreo debido a que la gran rimaya del Anungletscher está bastante separada de la pared quedando un agujero espectacularmente grande.

Las vistas son magníficas desde la cima, pero hacia el suroeste, hacia el Anungletscher que va a ser por donde descendamos, la vista del glaciar agrietado y del embudo de obligado paso hacen que todos tus mecanismos de alerta se activen.

El descenso (itinerario 471b del mapa Jungfrau) comienza desde el mismo inicio con un toque de atención, como queriéndote avisar de lo que queda por delante. Desde la antecima sur hay que bajar hacia el Grosshorn por un vallecito glaciar relativamente estrecho y de orientación suroeste. Para ello se retrocede unos metros por la loma de ascenso dirección oeste hacia el Anungletscher para evitar la gran rimaya de la cima, pero ojo con retroceder mucho, ya que hay un cortado de grandes dimensiones a la izquierda. Escoger el punto adecuado para comenzar una diagonal entre la gran rimaya y el cortado y lanzarse hacia el vallecito. Esta parte está bastante inclinada y a menudo el hielo o la nieve dura quedan al descubierto, y para complicar aún  más las cosas hay otra especie de rimaya que obliga a coger velocidad para saltarla.

Ya decimos, que la entrada no es fácil, pero salvada esta primera sección el vallecito se suaviza, dejándote disfrutar de un descenso placentero con unas vistas extraordinarias.

Un poco más abajo, a una altura aproximada de unos 3700 metros el glaciar parece que se divide en dos, abriéndose un ramal a la derecha que se aplana y que no lleva a ningún lugar, siendo el ramal de la izquierda el Anungletscher, el más amplio y el que continúa con más inclinación claramente hacia el suroeste.

100 metros más abajo el glaciar se agrieta brutalmente y de manera irremediable no queda otra que meterse entre las grietas pero para salir airoso hay que orientarse completamente hacia la derecha y pegarse todo lo posible a la pared sur de roca que baja desde el Mittajoch y luego continuar en diagonal descendente hacia una pala bastante inclinada que queda al frente. Nosotros no tuvimos huellas recientes, así que improvisamos lo que nos pareció más seguro, sin embargo es inevitable pasar entre seracs, subir o derrapar labios de grietas, o en algún momento colarse entre ellas.

Descendemos una pala bastante inclinada de orientación sur dejando a nuestra izquierda la parte más agrietada del glaciar. Ojo con esta pala por riesgo de aludes (inclinación y orientación favorables) y porque en su base hay unas grietas.

Se continúa esquiando siempre hacia la derecha, hasta salir hacia los 3200 metros al centro del circo del Grosshorn justo debajo del Grossjoch. A partir de aquí la pendiente se suaviza y se pasa a disfrutar a lo grande de un descenso por palas amplias y suaves, sin grietas y con unas vistas hacia nuestra izquierda formidables.

Los siguientes 400 metros son siempre orientación sur o ligeramente sursuroeste, siempre pegaditos al extremo derecho del Anungletscher, el cual se abandona justo debajo del espolón sur de roca del Jegichnubel.

Desde este punto ya se ve el Anenhuette (en construcción en mayo de 2008), así como el final del glaciar Langgletscher por el que desciende la gente que viene desde el Lötschenlücke. A partir de ahora las pendientes son suaves y onduladas ya que el  Anungletscher ha quedado atrás. Ya sin dificultad se alcanza el Anenhuette el cual se deja atrás siguiendo en dirección suroeste, siguiendo las huellas que la gente traza para ascender a Hollandia. Nos mantenemos en el lado derecho del valle hasta los 1930 metros donde nuestro itinerario se une al normal del Lötschenlücke.

Finalmente, si se escoge una buena huella de foqueo, se puede llegar a Flaferalp sin apenas remar, pero a estas alturas eso ya es lo de menos, pues ya se puede apreciar el sabor de la cerveza que nos espera en Blatten.

 

Y esto es todo. Blatten significa el final de la travesía, pero no el final de las vacaciones. Aún queda volver a casa. Conduce con precaución.

Que disfrutes.

Javier y Fernando.


CHIQUILIST OBERLAND

EQUIPAMIENTO INDIVIDUAL

EQUIPO
   - Mochila
   - Cubre mochila
   - Saco sabana
   - Botas de esquí
   - Esquíes
   - Cinta velcro sujeta esquíes
   - Cuchillas
   - Bastones
   - Focas
   - Crampones con antibott
   - Piolet (tipo T)
   - Gafas de sol (CE 3 a 4)
   - Gafas de ventisca (doble cristal)
   - Camelback ó cantimplora con funda
   - Frontal
   - ARVA
   - Pala
   - Sonda
   - Casco
   - Navaja multiusos
   - Crema solar
   - Lápiz de labios
   - Pañuelos de papel

ROPA PARA ACTIVIDAD
   - 2 pares de calcetines
   - 3 calzoncillos
   - sujetadores
   - Pantalón de esquí
   - Mallas
   - Cubre pantalón
   - 2 camisetas de manga larga
   - Forro fino
   - Forro mas gordo
   - Plumas
   - Chaqueta
   - Gorra
   - Gorro
   - Verdugo
   - Tubo Buff con winstopper.
   - Guantes finos
   - Guantes medios
   - Guantes impermeables

ROPA DE REFUGIO
   - Pantalón o mallas
   - Camiseta
   - Forro fino


INSTRUMENTOS DE NAVEGACION
   - Brújula y Altímetro
   - Silbato
   - Reloj con alarma despertador
   - GPS (cambiar el Datum al de Suiza)

EQUIPO DE SOCORRO
   - Manta de supervivencia
   - Calentador de manos de emergencia

ACCESORIOS
   - Cámara
   - Kit de memoria y de batería
   - Bolsa de plástico ropa sucia
   - Bolsa de plástico basura
   - Diario y MP3
   - Bolígrafo.
   - Libro lectura
   - Tapones oídos.
   - Mechero
   - Jabón líquido de ropa

REPUESTOS
   - Pilas frontal
   - Pilas ARVA (de litio)
   - Pilas GPS

ARTICULOS DE ASEO
   - Toalla pequeña (no hay duchas ni agua corriente)
   - Cepillo de dientes
   - Dentífrico
   - Jabón de manos
   - Papel higiénico ó toallitas húmedas
   - Crema hidratante
   - Desodorante

DOCUMENTACIÓN
   - DNI y Pasaporte
   - Seguro de Montaña
   - Tarjeta Seguridad Social Europea
   - Dinero + tarjeta crédito (Francos Suizos)

OTRA ROPA Y OBJETOS
   - Ropa de viaje
   - Bañador
   - Gorro
   - Guantes
   - Paraguas
   - Gafas de sol
   - Cepillo de dientes
   - Pijama
   - Afeitadora

EQUIPAMIENTO COLECTIVO

DOCUMENTACIÓN
   - Direcciones y teléfonos de interés
        (SOS MONTAÑA Suiza es el 144)
   - Teléfonos contactos familiares
   - Mapas
   - Cubre mapas
   - Reseñas

EQUIPO DE CURA
   - Botiquín
   - Compeed

ACCESORIOS
   - 1 Bastón de esquí telescópico
   - Roseta roscable de nieve Leki o BD
   - Kit de costura
   - Telefono móvil (2 o 3 móviles)
   - Imperdibles
   - Cera focas
   - Termo
   - Gafas de sol de repuesto
   - 1 Cuchilla
   - Cinta americana
   - Cola focas
   - Bridas electricista

REPARACIÓN ESQUIS
   - Cofix
   - Rasqueta
   - Mechero
   - Kit de herramientas tipo Leatherman
MATERIAL PARA POLIPASTOS Y ASEGURAMIENTO
   - Cuerda (para 2 una cuerda de 30m y 8mm, aunque mejor una de 40m y 8mm)
   - Anillos de reunión
   - Driza auxiliar (cordino largo)

MATERIAL INDIVIDUAL POR PERSONA
   - Arnés por cada persona
   - 2 cordinos autoblocantes de diferente diámetro
   - Cinta de seguro (cabo de anclaje) + mosquetón de seguro
   - Cinta plana para arnés de pecho + mosquetón normal
   - Un Ropeman + un mosquetón de seguro
   - Un cordino para machard + mosquetón HMS + una cinta plana larga para hacer una pedaleta
   - Una polea autoblocante + un mosquetón de seguro
   - 2 tornillos de hielo cada uno con su mosquetón normal
   - 1 estaca de nieve

COCHE
   - Mapas de carretera de Europa
   - Almohada para el cuello
   - Antifaz para dormir
   - Tapones
   - Cadenas de nieve
   - 2 juegos de llaves del coche
   - Carnet de conducir

COMIDA/BEBIDAS
   - Comida de ataque: jamón serrano, queso de cabra (cuanto más graso mejor), chocolate 85% cacao, golosinas…a gustos
   - Gel de carbohidratos 

Enlaces de interés


[kroketas] Komando Kroketa: alpinismo, senderismo, trekking, excursionismo, esqui de montaña
http://www.komandokroketa.org/
(home)
Komando Kroketa: alpinismo, senderismo, trekking, excursionismo, esqui de montaña
http://www.komandokroketa.org/