Komando Kroketa: senderismo, esquí de travesía, alpinismo, excursionismo
https://www.komandokroketa.org/

Pico Royo, 3.121 m

Ruta: Subida por Remuñé y el refugio del Portillón, bajada por Literola
Fecha: 19-5-02
Participantes: Vicente, Lola, Arturo, Myriam, Ruth, José Manuel, Pablo , Karmelo
Comentarios: Pico menor entre el Perdiguero y Crabioules, con larga aproximación por el valle de Remuñé.

Una vez más la previsión del tiempo es mala pero confiamos en un cambio. Salimos el viernes para pasar noche en Benasque. El sábado a las 6 AM llueve por tanto seguimos durmiendo un par de horas más. A las 8 AM Benasque está despejado y salimos en coche dirección hacia los Llanos del Hospital, donde vuelve a estar cubierto y nieva ligeramente. 

En la carretera dejamos de lado el desvío a los Llanos del Hospital; pasamos un cartel que marca el río Remuñe, y poco después, pasada una curva a la izquierda se abre el barranco de Remuñe, señalado por un pequeño panel. Dejamos los coches a la derecha de la carretera aprovechando una pequeña explanada. Si nos pasásemos dicho barranco no pasa nada porque enseguida se acaba la carretera. 

0:00 Hay nieve recién caída pero insuficiente para foquear, por tanto empezamos porteando los esquís. Tras una corta subida llaneamos por camino de medio bosque, tirando ligeramente a la derecha. El camino está marcado con pintura roja, de todas formas, por lo menos hasta entrar en el valle cerrado, la gran referencia de subida es mantener un gran paredón siempre a la derecha. La subida se pronuncia un poco y seguimos caminando por una ladera en la que varios torrentes se entrecruzan con el camino.

Por un lado el río por la izquierda y por otro las paredes a la derecha van estrechando el camino, dirigiéndonos por un pedregal hasta subir a una pequeña loma. Sobre la loma podemos ver ya claramente el valle de subida, y al fondo la característica Forca de Remuñe, con su forma de forca al ser una peña partida por dos. La forca nos acompañará por el camino, ya que nos dirigimos a su pie, a su izquierda.

1:30 Bajamos y nos adentramos en el valle, poniéndonos los esquís. Avanzamos junto al río, con la Forca de Remuñé delante de nosotros.

Valle de Remuñé y Forca de Remuñe
Ascenso con la Forca al fondo

Cuando pasamos por una pequeña ladera bastante empinada, con un río algunos metros más abajo, la nieve superficial más blanda cede sobre una base más dura formándose un pequeño alud que arrastra a Ruth. Afortunadamente la caída se produce tras haber superado el río y su única consecuencia es un chute de adrenalina. El camino continúa por un par de canales hasta que el valle se abre al pie de la Forca , donde giramos hacia la izquierda. Subimos por una ladera avalanchosa ganando altura hasta llegar a una especie de repisa, donde giramos a la izquierda. 

4:15 Una subida por una muy amplia ladera nos lleva al Portal de Remuñé, junto a la Forca del mismo nombre, sobre el Ibón de Literola, y frente al Perdiguero, tapado por la niebla. 

Está cubierto y no se ve nada, pero Pablo y José Manuel conocen bien el camino y nos orientan. Rodeamos el Ibón por la derecha, y empezamos el ascenso por una canal.

5:25 Collado inferior de Literola, donde nos quitamos las focas. La niebla al otro lado es todavía más espesa por lo que empezamos un descenso completamente a ciegas . Con nieve pesada, niebla, viento y nevando, las caídas son continuas. La falta de visibilidad es total, llegando incluso a marear. En muchos casos con la niebla y el viento no se sabe si vas rápido o lento hasta que cruzas la huella de quienes van delante, huellas que te dan la referencia de tu velocidad. En los giros no sabes cuando cerrarlos, si has hecho el giro completo o has quedado en línea de la pendiente. Así hasta el caso en que en un momento, después de "un rato esquiando" , miro al suelo y me doy cuenta de que estaba quieto, y estaba siendo agitado por el viento. Para esquiar casi era mejor cerrar los ojos y guiarse por las sensaciones, dejando "que la fuerza te acompañe".

Así, completamente a ciegas llegamos hasta abajo, donde "se supone" que está un Ibón tras la niebla. Empezamos a ladear hacia la derecha cuando se abre un poco la niebla, lo justo para ver ligeramente la presa, detrás de la cual, a la izquierda está el refugio (vista de la presa el día siguiente, con el refugio asomando a la izquierda). 

6:50 El refugio del Portillón (Ref. Jean Arlaud) está muy bien, de construcción reciente y cena copiosa. Para más información y descripción detallada de las rutas de acceso al Refugio del Portillón consultar su reseña.

El objetivo inicial para el día siguiente era el Cap Dera Baquo (3.097) pero durante la cena discutimos sobre sus posibilidades; para la vuelta desde dicho pico hay una ladera muy expuesta a aludes y nos informan de que el nivel de riesgo de aludes ese día es muy alto (4 sobre 5), y eso junto con el tiempo inestable nos hacen cambiar de planes. Para la vuelta, en lugar de hacerlo por el camino de ida, lo haremos por el collado superior de Literola, aprovechando para subir al Pico Royo de camino.

Collado Superior e Inferior de Lliterola
Vista desde el Refugio del Portillón

0:00 A la mañana siguiente el día está más o menos despejado. Empezamos rodeando el Ibón por la izquierda, y tras superar la vaguada por la que habíamos bajamos el día anterior, seguimos más allá, donde la cosa se complica ligeramente, hay que cruzar una ladera medio helada cuya caída lleva directamente al Ibón, que si bien está helado, en las orillas se ve el hielo frágil. Los cruzamos con mucho cuidado y asegurando los pasos, evitando pensar en las viejas coladas que se cruzan en nuestro camino. Superado esto comenzamos la ascensión, con continuas zetas, y con el camino oculto por la niebla. Cuando ya nos acercamos al collado empieza a despejarse, y por fin podemos ver dónde estamos. Antes de llegar al collado nos desviamos a la izquierda para subir al Pic Royo. Pasamos junto a la Tuca de Lliterola (3095), un insignificante resalte catalogado como tresmil.

Collado superior de Literola
Collado superior de Literola

2:55 Pico Royo. Llegamos con los esquís hasta la cima; el viento es muy fuerte, y no se puede estar mucho tiempo. Detrás de la cima vemos la Punta de Lliterola (3.132) fácilmente accesible bajando un poco y ascendiendo después a pie, entre rocas; pero con este tiempo lo dejamos para otra vez. Las vistas hacia Las Maladetas son muy buenas. El Perdiguero también se ve muy cerca (en la misma foto, debajo en primer plano, la Tuca de Lliterola). Bajamos desde la cima directamente hacia el Ibón de Literola, con una nieve muy pesada y reblandecida, después de varias horas pegándole el sol.

Collados Superior e Inferior de Literola, Pico Royo
Vista desde el Ibón de Literola

Para la vuelta en lugar de hacerlo por Remuñé decidimos cambiar de paisaje y hacerlo por el valle de Literola . Ninguno lo conocemos pero no tiene ninguna pérdida, y resulta un valle muy bonito.

Lamentablemente todo se acaba y la nieve también, por tanto con un paisaje precioso y un día buenísimo bajamos porteando los esquís durante hora y media. 

5:55 La bajada nos lleva hasta la carretera unos pocos kilómetros más abajo que los coches. No hemos venido a destrozar las botas de esquí por el asfalto, así que hacemos auto-stop hasta que nos para un coche que tras alucinar por vernos con esquís en a finales de mayo, lleva a los conductores a recoger sus coches.

Al año siguiente completamos esta excursión, llegando al Cap dera Baquo Occidental, y haciendo también la Tuca de Literola y el Pico Royo 
 

Enlaces relacionados



[kroketas] Komando Kroketa: senderismo, esquí de travesía, alpinismo, excursionismo
https://www.komandokroketa.org/
(Montaña)
Komando Kroketa: senderismo, esquí de travesía, alpinismo, excursionismo
https://www.komandokroketa.org/